Rigor Mortis ¡Sí, Señor Oscuro!

"¡Miente! ¡Échale la culpa a los demás! ¡Sálvate de la Ira del Genio del Mal!

Tus amigos y tú habéis vuelto una vez más a la temida Torre de la Hechicería Oscura, después de fracasar por enésima vez en vuestra misión. A su Excelencia no le va a hacer gracia, y os va a preguntar por las razones de vuestro fracaso. El simple hecho de pensar en el interrogatorio te deja sin respiración. El pánico se adueña de ti. ¿Qué puedes hacer para salvar tu sucio pellejo? ¿Podrías decirle que el culpable no eres tú, sino uno de tus ineptos compañeros?

¡Claro que sí! ¡Ésa es la solución!

Sólo hay un pequeño problema: Probablemente, ellos habrán pensado lo mismo."
Rigor Mortis: ¡Sí, Señor Oscuro! nos llega a España de la mano de Edge aunque su editorial original es Stratelibri. Ha sido traducida al español por Edge una expansión, una novela gráfica y un juego paralelo llamado ¡Sí, Padrino Oscuro!.

La caja del juego viene con todo lo necesario para poder jugar: el folleto de reglas y un buen taco de cartas, de tres tipos diferentes: las cartas de excusa, las de acción y las Miradas Fulminantes del Señor Oscuro, que estarán a buen recaudo en las manos de vuestro terrible compañero mientras ejerza su papel de Señor del Mal. El resto de lacayos se tendrán que conformar con manejar los otros dos tipos de cartas.

La idea del juego es evitar la ira del Señor Oscuro, encarnado en uno de nuestros amigos, que se empeñará en saber por qué vosotros, miserables lacayos, no habéis podido llevar a cabo vuestra última misión con éxito, como siempre... Porque, ¿alguien sabe que les pasa a los sirvientes cuando son derrotados por los héroes y tienen que volver a casa para contar que han fracasado?

Antes de comenzar a jugar habrá que separar las cartas por su reverso, un mazo será el de acciones y el otro el de excusas. De estos montones cada jugador recibirá tres cartas y comenzará la partida en cuanto el Señor Oscuro se encuentre preparado.

El Señor Oscuro empezará haciendo preguntas a uno de sus lacayos, para saber que ha ido mal esta vez, ese será el elegido para empezar a jugar sus cartas e intentar huir de la furia de su señor. Las excusas no tienen porqué ser realistas o tener sentido, es más, cuando se vayan poniendo nerviosos los jugadores se oirán cosas más absurdas. La otra forma de empezar el turno es que te pasen un marrón.

Al principio del turno de un jugador este podrá robar una carta de Acción si le ha pasado el turno un jugador. Podrá jugar cartas de excusa para continuar su historia junto con una de marrón para echarle la culpa a otro si así lo desea, pero al menos tendrá que jugar una y tres cartas de Excusa, pasando luego el turno con Pasar el Marrón con su última carta. Cuando termine su turno, si ha pasado el marrón, deberá robar hasta tener tres cartas de Excusa.

Cualquier cosa puede irritar al Señor Oscuro: titubear demasiado, no tratarle de la forma adecuada, no saber como continuar, no teniendo cartas de Excusa al principio de turno o de Pasar el marrón, aburrirle, que le de igual tu excusa, llamarle "jefe", etc. El jugador que reciba tres miradas fulminantes diferentes primero, pierde.

Creado por: Stratelibri 
Idea original de: Fabrizo Bonifacio, Massimiliano Enrico y Chiara Ferlito, con la participación especial de Riccardo Crosa.
Ilustraciones de: Riccardo Crosa y Paolo "Spot" Valzania
Distribuido en España por: Edge Entretaiment
Edad recomendada: Mayores de ocho años.
Número de jugadores: de cuatro a dieciséis.
Tiempo de juego: 20 a 30 minutos.

Actualizamos esta entrada dedicada a Sí señor oscuro con algunas cartas de muestra, para que podáis ver el contenido de la caja.



Un juego muy divertido en el que lo mejor de todo es putear a los compañeros para que se pongan nerviosos y duden en sus mentiras.

Más información:
Edge Entertainment

Otras reseñas:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa