jueves, 14 de marzo de 2013

Mecenazgos curiosos (II)

Nos gustaría comenzar la entrada de hoy con dos noticias sobre mecenazgos, una mala y otra buena:
  • Por desgracia Ángel Delgado no fue capaz de conseguir los 1500€ que necesitaba para publicar como deseaba El Hombre Sin Tildes, sin embargo para aquellos que lo deseen habrá una edición de 50 o 75 ejemplares en formato físico y la posibilidad de conseguirlo en forma digital. Se mantendrá el precio del mecenazgo y se incluirán los objetos que iban a distribuirse con él, como marcadores de páginas o camisetas.
  • Matteo di Pascale consiguió recaudar 38.257 libras para su proyecto Intùiti, del que hablamos anteriormente en esta página, y según su autor ya han comenzado los preparativos para la producción con el viaje a Italia que tuvo lugar ayer día trece de marzo para concretar los detalles con su impresor, que será también el encargado de la distribución del producto final. También se está trabajando en una aplicación, para iPhone y Android, con la baraja de cartas y las sugerentes historias.


Una empresa de Zaragoza ha decidido pedir una oportunidad para su juego de miniaturas Virtus, el cual tiene una estética similar al Super Dungeon Explore o al de las miniaturas de Impact con los personajes clásicos de D&D. Sin embargo Virtus también es un juego con reglas propias. El juego se encuentra ambientado en el mundo de Oniria, que ha perdido a sus dioses pero cuya energía permanece en lo que se conoce como Virtus. En el juego se explora la posibilidad de convertirnos en los nuevos dioses de Oniria.

¿Para qué necesitan el dinero?

No lo hemos encontrado reflejado como tal en el proyecto, pero seguramente sea el dinero necesario para producir las miniaturas y poder distribuir una tirada inicial entre los mecenas, misiones incluidas. En el mecenazgo se han presentado los ocho primeros héroes. Sólo necesitamos a un amigo para poder jugar nuestras aventuras. Desde 30€ podemos tener un starter a nuestra elección. La única pega es que los gastos de envío no se encuentran incluidos.

¿Por qué nos gusta este proyecto?

El proyecto resulta interesante tanto como juego independiente como si buscamos miniaturas para las partidas de Super Dungeon Explore. Además estaríamos apoyando a una empresa española poco conocida aún.





Este es el proyecto que animó a crear estas breves entradas sobre mecenazgos. Lo que nos proponen es la posibilidad de tener un Kubb, un juego de origen vikingo, fabricado con madera de manera artesanal. Se trata de un juego por equipos que mezcla la estrategia con la puntería.

¿Para qué necesitan el dinero?

Ya han estado probando maneras de crear las piezas, pero están pidiendo el dinero básicamente para comprar las herramientas que necesitarían para crearlos en mayor cantidad. Con ello se mejoraría la calidad del producto final y podríamos tener un juego en casa. Este proyecto terminará su recaudación el 31 de marzo, ¿hasta dónde conseguirán llegar?

¿Por qué nos gusta este proyecto?

No sé si es por estudiar historia de la lengua inglesa o por no poder estudiar inglés antiguo, pero me vuelvo loca cada vez que me dicen algo que tenga que ver con los vikingos o las tribus germanas, así que este mecenazgo me enamoró con su nombre. Además, los juegos en madera me resultan más interesantes, quizá por el material. Resulta interesante y original el juego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario