lunes, 1 de septiembre de 2014

Salomé de Oscar Wilde

Título: Salomé
Autor: Oscar Wilde
Ilustrador: Aubrey Beardsley
Traducción: Rafael Cansinos Assens (obra), Juan Gabriel López Guix (nota de Robert Ross)
Editorial: Zorro Rojo
Número de páginas: 84
Primera edición: mayo 2011
ISBN: 978-84-92412-87-7

La cabeza de Juan el Bautista a cambio de una danza erótica: la pieza teatral en un acto de Oscar Wilde lo reunía todo para escandalizar a la sociedad victoriana. Escrita originalmente en francés, elogiada por Mallarmé y Maeterlinck, se publicó en París en 1893, y un año después se tradujo al inglés. Provocativa e incendiaria, Salomé conoció la censura y el repudio, fue interpretada por Sarah Bernhardt y prohibida en Inglaterra por representar personajes bíblicos. La ópera de Richard Strauss cosechó, en su estreno en Estados Unidos, feroces críticas que llevaron a la cancelación de todas sus funciones. Oscar Wilde, condenado dos años de trabajos forzosos por difamación pública contra el pudor, no pudo presenciar su estreno el 11 de febrero de 1896 en el Théâtre de l’Œuvre de París.

La presente edición reproduce sin censuras las exquisitas ilustraciones originales de Aubrey Beardsley, realizadas para la edición inglesa de la obra, publicada en Londres en 1894, e incluye la nota preliminar escrita por Robert Ross para la edición de 1907.

El libro es una edición en tapa dura, cuya portada es dorada y cuenta con dos dibujos de Aubrey, con sobrecubiertas con otra pieza del ilustrador y guardas en blanco y negro. La calidad del papel es excelente, se encuentra ricamente ilustrado con diecinueve piezas y la letra es de un buen tamaño. Los añadidos que tiene la obra dotan de mayor valor a esta edición, por lo que me parece una compra recomendada para cualquier amante de la obra de Oscar Wilde.

Las ilustraciones aparecidas en esta obra son las originales para la primera edición en inglés, sin censuras, más cuatro inéditas. La traducción es desde el original en francés. La obra se escribió en dicho idioma en 1892 y fue traducida posteriormente al inglés por Lord Alfred Douglas. La nota introductoria de Robert Ross resulta vital para comprender los acontecimientos que rodearon a la obra, incluida la encarcelación de Wilde y la opinión de los críticos, por lo que su lectura es obligatoria antes de la pieza. Como curiosidad comentar que Sarah Bernhardt, la actriz que iba a interpretar a Salomé, era clienta y mecenas de Alfons Mucha.

El origen de Salomé se encuentra en los evangelios canónicos, concretamente hay alusiones en Mateo (14:1-12), Marcos (6:14-29) y Lucas (9:7-9). Aunque el episodio bíblico es protagonizado por Herodes Antipas, en la obra de Wilde se mezclan tres Herodes para dar un arquetipo, que como dice Ross sigue la tradición de las obras de teatro medievales.

La Salomé de Wilde, lejos de pedir la cabeza por orden de su madre lo hace al quedar prendada de Jokaanan, quien no quería que la mujer le mirase con lujuria. Herodes, que no deja de quitarle el ojo a la hija de su esposa Herodías, le concede su deseo a Salomé tras bailar para él. Desde el comienzo de la obra, de un único acto, se hacen referencia a elementos de mal agüero como la palidez de la joven, el aspecto de la luna esa noche o el hecho de pisar un charco de sangre.

La obra se encuentra aleja del registro humorístico más conocido en el teatro de este autor irlandés, aunque está dotada de una belleza y sensualidad que es común a muchas de sus obras y a la propia vida del autor.

La obra irradia no sólo sensualidad por el baile y el banquete, sino una tremenda voluntad que mueve a los personajes: Jokaanan condena a Herodías hasta su último aliento y rechaza a la joven Salomé a pesar de que le liberó de su prisión, los judíos disputan a cerca del supuesto profeta, o Herodes que es capaz de dar su reino por un simple baile. Los personajes desprenden una energía tremenda que se debe transmitir en forma de una tensión capaz de ser cortada a cuchillo en escena; algo te dice que las cosas sólo pueden ir a peor por el rumbo que han tomado. Sólo puedo imaginar una representación de esta obra con el público conteniendo el aliento hasta estallar en aplausos cuando baja el telón.

Aubrey Vicent Beardsley

Nacido el 21 de agosto de 1872 en Brighton, Inglaterra, fue un pintor e ilustrador cuya obra despertó gran admiración y fue objeto de debate por sus temas, como sus ilustraciones para Salomé. Fue considerado niño prodigio y daba conciertos de música junto a su hermana. En 1888 consiguió trabajo en el despacho de un arquitecto y más tarde trabajaría en seguros. En 1891 se dedicaría profesionalmente al arte. En su obra se observan influencias del grabado japonés, el simbolismo y el esteticismo, formando parte del fin-de-siècle. Murió a causa de la tuberculosis el  16 de marzo de 1898 en Menton, Francia.

Entre sus obras para libros y revistas destacan la versión de lujo de Le Morte d'Artur de Sir Thomas Malory (1893) o Salomé para su estreno en Francia en 1893. Fue editor de The Yellow Book y trabajó en The Savoy y The Studio y escribió un cuento erótico, que no pudo concluir, llamado Under the Hill.

Más información:
Libros del Zorro rojo - Salomé

Otras reseñas:
Anika entre libros - Salomé
Totum Revolutum - Aubrey Beardsley y la Salomé de Oscar Wilde
La Vanguardia - El beso en la boca de Oscar Wilde

No hay comentarios:

Publicar un comentario