lunes, 27 de octubre de 2014

Hellraiser de Clive Barker

Título: Hellraiser (The Hellbound Heart)
Autor: Clive Barker
Traducción: Marta García Martínez
Editorial: La factoría de ideas
Número de páginas: 154
Primera edición: 2005
ISBN: 84-9800-149-8

Hellraiser es una de las mejores creaciones de Clive Barker. Una novela desgarradora sobre todos los grandes terrores y éxtasis que alberga en su reino infinito el corazón humano. Habla de la codicia y el amor, de la falta de amor y de la desesperación, del deseo y la muerte, de la vida y el cautiverio, de campanas y sangre. Es una de las historias más aterradoras que hayas leído jamás.

Esta es la novela que dio origen a todo un universo de películas, figuras y cómics. La obra fue escrita durante el primer "periodo" del escritor, siendo oscura como Los libros de sangre.

La obra comienza, al menos en esta edición, con una cita de El Dios del Amor de John Donne que anticipa uno de los temas de la obra. Después viene un fragmento (que parece una página promocional de esta novela y no sé que pinta ahí) comienza el primer capítulo con Frank intentado abrir la configuración de Lemarchand, que consiguió de manos de Kircher, tras haber aprendido todo lo que necesitaba saber sobre la Orden de la Hendidura, los cenobitas o teólogos que habitaban en ese mundo de inusitado placer que Frank intentaba alcanzar. Con las ofrendas necesarias realizadas, sólo faltaba concentrarse en abrir la caja de pulida superficie, sin aparentes resortes. Cuando finalmente lo consigue, cuatro de esos seres acuden a hacerle preguntas para conocer lo sincero de su intención. Al marchar Frank queda abrumado por nuevas sensaciones que sus sentidos jamás habían captado antes...

El segundo capítulo comienza un domingo veintiuno de agosto con Rory y Julia mudándose a la casa de Lodovico Street donde Frank, hermano de aquél, había estado con la caja. Aquí conocemos a Kirsty, la joven soñadora que trata de agradar a Rory pero que irrita a Julia, y la relación que tenía el matrimonio, incluyendo cómo Julia conoció a Frank. La situación es perfecta para que Frank pueda apelar a los sentimientos de Julia para ayudarle a volver del plano donde se encuentran los cenobitas y le ayude a volver a ser cómo antes, aunque ello requerirá de las artes femeninas de Julia para conseguir alimento para su cuñado. A partir de este punto veremos como Julia es capaz de asesinar por amor.

Si bien el primero en aparecer en la novela es Frank, podríamos discutir que sea el protagonista ya que no son sus acciones -salvo abrir la caja- las que marcan su destino si no las dos mujeres que en esta obra aparecen: Julia y Kirsty. Es interesante remarcar que las dos mujeres son personajes totalmente opuestos; siendo Julia la hermosa, perfecta y virtuosa mientras que Kirsty es la chica del montón en la que nadie se fija y de la que nunca se dice nada positivo. Sin embargo ambas mujeres tienen algo en común: no son felices en sus respectivas vidas, incluso raspando un poco más allá podríamos decir que están enamoradas de quien no deben. Julia estará movida por el asco y lo que cree que es amor, mientras que Kirsty estará detrás de Rory aunque sepa que no puede tenerlo, como tampoco puede alcanzar un sueño tranquilo por las noches.

La descripción psicológica de tres personajes -Frank, Julia y Kirsty- es muy profunda, mientras que Rory y los demás seres humanos no dejan de ser personajes que van y vienen a los cuales no puedes coger demasiado cariño. Los cenobitas son descritos como seres grotescos pero, a diferencia de otras obras del autor, no aparecen como buenos o malos. Sin embargo uno de ellos nos deja momentos como este: "Sin lágrimas, por favor. Es un desperdicio de buen sufrimiento." El autor también se recrea en otro aspecto en esta novela: la mezcla de tristeza, asco y sufrimiento por el que pasan los personajes principales. El primero porque los tres personajes no tienen lo que desean aunque parezcan tener vidas llenas -Frank con aventuras y sexo, Julia con una vida "perfecta" y Kirsty porque su amor está con otra- y caen en formas de autodestrucción -las drogas y luego la caja, vivir una mentira, ser el perro fiel-; el asco suele estar asociado al cuerpo humano y su funcionamiento, especialmente durante los asesinatos y con el aspecto del Frank "retornado"; y finalmente el sufrimiento físico y psicológico como son las torturas o las amenazas de los cenobitas o las relaciones sexuales de Julia con su marido. La locura también es un aspecto clave, viéndose gran fortaleza en ellos para afrontar los conocimientos que el resto de los humanos jamás deberían descubrir e incluso cómo poder sobrevivir a ello sin volverse totalmente locos.

Recordaba que la novela me gustó en una primera lectura -aunque conocí antes la película-, pero en esta segunda lectura he visto matices que no recordaba y escenas que son geniales, como la discusión de Kirsty con el cenobita o el final de la novela (del que no diré nada porque debéis leerla), con ese último párrafo que me parece totalmente memorable, que leí dos veces seguidas y con mucha calma para disfrutarlo más.

Cliver Barker, nacido el cinco de octubre de 1952 en Liverpool, es además de escritor de libros y obras de teatro, director y productor de cine, pintor y dibujante de cómics, entre otras facetas de su carrera artística. Conoció la fama gracias a Los libros de la sangre, una serie de relatos cortos recopilados en varios volúmenes con los que alcanzó un éxito moderado en su Reino Unido natal y mayor fama en los Estados Unidos. Desde entonces ha seguido escribiendo historias y adaptando muchas de ellas al cine, suyas son Razas de Noche, Candyman y Hellraiser. Sus últimas obras literarias han sido Mister B. Gone (2007), Absolute Midnight (2011) y se espera que en 2015 publique The Scarlet Gospels.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada