jueves, 6 de octubre de 2016

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa

El Sr. Walton ha aparecido muerto en su despacho, encontrar al asesino sólo depende de ti.

Incómodos invitados es un juego de cartas, misterio y deducción en el que cada partida recrea de forma totalmente distinta la noche en que el Sr. Walton fue asesinado.

Entra en la mansión. Interroga a los Incómodos invitados. Los sospechosos ocultan información sobre si mismos pero disponen de mucha sobre los demás. Busca pistas por las habitaciones. Registra todas las habitaciones y prepárate para encontrar interesantes sorpresas.

Colabora con la policía. Hazte con sus informes y contrasta tus pesquisas con ellos. Pregunta al personal de servicio. Consulta a los sirvientes del Sr. Walton sobre los movimientos de los sospechosos por la mansión. Inspecciona el escenario del crimen. Busca cualquier signo del arma del crimen y escucha los dictámenes del forense.

El primer contacto que tuve con este juego fue en las Ludo ergo sum de este año, aunque ya había visto comentado en el Facebook de Le Pion Magique que eran mecenas de este juego, publicado tras una campaña en Verkami, y finalmente fue allí donde pude jugar un par de partidas para dos jugadores. 

El juego viene en una caja de cartón que simula ser un maletín antiguo e incluye 243 cartas de pistas (que recomendamos separar en bolsas), un cuaderno de seguimiento, fichas de resolución y oferta, unas pantallas, un marcador del Sr. Walton y las reglas. La carta de información clasificada sirve para no confundir el mazo con la pila de descartes.

Una partida de Incómodos invitados estará centrada en la investigación de la muerte de Woodruff Walton, que en paz descanse, y el juego promete múltiples posibilidades de resolución. Los jugadores encarnaremos a un grupo de investigadores que deberá lidiar con siete sospechosos, informes de la policía y el forense, buscar pistas y tomar nota de las aclaraciones del servicio doméstico... por suerte ya sabemos que no fue el mayordomo. Las fichas resultan útiles para ir apuntando la información recibida y contiene un plano de la mansión, los signos que se pueden encontrar al realizar la autopsia, los tipos de armas, los sospechosos y las preguntas clave quién, por qué, cómo y si tenía cómplices.

Durante la preparación de una partida es cuando tendremos que escoger alguna de las aventuras del final del reglamento, teniendo en cuenta cuál de los cinco niveles de dificultad queremos en nuestra partida, y buscar las 70 cartas mirando el número que figura en el reverso. Esta será la baraja con las pistas de ese caso. Luego daremos a cada jugador una hoja de seguimiento, una ficha de resolución y seis cartas al azar.

Los turnos van en sentido antihorario y constan de tres fases: consulta, ofertas e intercambios. Al final de la ronda habrá una fase de resolución y una de descartes. Si no se resuelve, empezaremos una nueva ronda.

En la fase de consultas el jugador pedirá dos referencias, ya sean dos sospechosos, dos habitaciones o un sospechoso y una habitación. Durante la fase de ofertas se elegirá un número de cartas, con al menos una de las referencias, y el jugador dirá la suma de los valores de dichas cartas. Los jugadores podrán intercambiar cartas por una suma igual o mayor, sin importar las referencias que contengan. Si nadie ofrece un intercambio al jugador activo, este podrá robar tres cartas de la pila.

En la fase de resolución es cuando los jugadores declararán si ya han encontrado al culpable y en la sección de soluciones se podrá comprobar si sus deducciones fueron correctas. Si ningún jugador acertó, todos los que planteasen una solución errada quedan eliminados y revelan las cartas de su mano a los demás. La partida finaliza cuando un jugador dé la solución correcta o solamente quede un jugador en activo. Si la partida no finaliza, entonces se procede con la fase de descartes. La mano máxima en la fase de descarte es de tres; las demás cartas se colocan bajo la carta de Información clasificada. Al comienzo de una nueva ronda se reparten cartas hasta que todos tengan una mano de seis.

Con esta gran cantidad de cartas y el llamado sistema de mazo inteligente nos dicen que podemos obtener 3.600 soluciones diferentes. En el reglamento nos ofrecen treinta partidas diferentes con varios niveles de dificultad, aunque seguramente incluyan nuevas partidas en su página web. También podremos descargar más fichas de resolución de caso, por si las necesitamos en un tamaño mayor o no queremos gastar las del cuaderno. Por cierto, no os perdáis la cuenta del difunto señor Walton que aunque esté muerto sigue dando guerra por Twitter.

Los componentes de juego son de calidad: los contadores son gorditos y el marcador de turno es gracioso, aunque nosotros estuvimos usando carta que parece la tarjeta de visita del fallecido, los lápices en la caja son todo un detalle porque ya tienes todo lo que necesitas para jugar, sin tener que añadir nada salvo bolsas para que los elementos de juego no estén sueltos. Las pantallas son útiles porque ocultan tu hoja de seguimiento y te refrescan algunos puntos de las reglas. Las cartas son de calidad y su formato es el estándar por lo que no tendremos problemas en encontrar fundas. El apartado gráfico del juego es sobresaliente, aunque quizá hubiese sido mejor que se hubiesen decidido a usar una única forma: ilustración tradicional o modelados.

Como comenté previamente, el juego lo he podido probar con la variante de dos jugadores y resultó bastante divertido. La preparación de la partida y el funcionamiento del juego es el mismo pero durante las consultas podremos pedir información de cuatro referencias y en caso de no poder ofrecer cartas, se robarán solo dos de la baraja. Suponemos que con más jugadores ganará más miga la negociación de cartas, al igual que sucederá cuando pueda haber cómplices en partida. Lo importante es que el juego para dos no resulta aburrido ni parece flaquear de forma alguna. Actualizaremos cuando lo podamos probar con más jugadores para contar qué tal es la experiencia.

Podéis ir a Le Pion Magique a probar este juego, ya que tienen un ejemplar abierto para dicho fin y varios de la edición Verkami en venta, pudiendo disfrutar de los componentes adicionales que he comentado en esta entrada.

Creadores: Megacorpin.
Edad recomendada: Mayores de doce años.
Número de jugadores: De dos a ocho.
Tiempo de juego: 45 a 75 minutos.

Más información:
Incómodos invitados
Incómodos invitados en Verkami
Megacorpin Games - Incómodos Invitados. (Aprende a jugar)
Woodruff Walton en Twitter

Otras reseñas:
Análisis-Parálisis - Presentación - Incómodos Invitados (vídeo)
La Colina de Avalon #5 – Grognards en Mont Tàber (podcast)
Consola y tablero - Prototipo jugado: Así es Incómodos Invitados
Días de juego - DdJ 093. Especial Zona Lúdica 2016 (podcast)
Dungeons y dados - En Crowdfunding – Incómodos Invitados
Fanhammer - Incómodos Invitados – Juego de Mesa en Verkami muy interesante – 9,4/10
Hardhead's Reviews - Enseña tu proto: Incomodos invitados juego de mesa español (vídeo)
Javik - Rol - Incómodos Invitados (vídeo)
Juegos de mesa 221b - Jugamos a Incómodos invitados
Mi cabeza friki - Incómodos invitados: ¿Quién mató al Sr. Walton?
Planeta de Juegos 65 - Juegos de deducción (podcast)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada