Blog dedicado a la literatura, los cómics, los juegos (rol, mesa, miniaturas y videojuegos), la traducción y a otros temas relacionados.

lunes, 17 de junio de 2019

Magikarp Jump

En el móvil me gusta llevar algún juego que sea «ligero» y que pueda coger en cualquier momento sin que tenga que llegar a algún punto especial para guardar la partida. Hoy os quería hablar de uno de mis favoritos, al que seguramente más horas he dedicado y que me ha hecho descubrir lo mucho que me apasiona la crianza del pokémon pupas: ¡Magikarp Jump!

¿Quién no ha jugado a Pokémon y se ha lamentado del rollazo que era pescar y que solo salieran magikarps? ¿Quién no ha buscado un flamante gyarados para sus combates? Pues en Magikarp Jump no solo buscaremos a estos despistados peces, sino que los criaremos para ver cuál salta más en diversos campeonatos y trataremos de evitar que sufran ningún daño... o que evolucionen a gyarados. ¿Estás preparado para aceptar el reto?

La vida del entrenador de magikarp parece bastante monótona pero también es precisamente el punto fuerte del juego en mi opinión. Pescaremos un magikarp, le alimentaremos y entrenaremos e intentaremos que sea el mejor en los diversos campeonatos de salto a los que acudiremos como entrenador de Villa Pescadilla. Con nuestras victorias iremos reavivando la pasión que despiertan estos pokémon de agua en la villa. ¡Veréis como os escriben vuestros seguidores!


Juan Zuelo, junto a don Karpio, son dos de los personajes que más aparecen en el juego (además de tu propio avatar, claro) y es el señor que nos deja elegir entre tres cañas posibles para atrapar a nuestro siguiente campeón potencial... aunque en ocasiones pasan cosas extrañas durante la pesca. También conoceremos a una doctora y a varios de los chavales.

Uno de los incentivos del juego es que tendremos un montón de motivos de magikarp, no solo el tradicional rojo. También podemos atrapar ejemplares con motivos koi y de diferentes colores, como el rarísimo dorado, el naranja e incluso el azul. ¡De hecho en lugar de una pokédex tendremos un motidex para registrar todas las variantes de magikarp!

También tenemos un eventidex donde se recopilan los eventos curiosos que nos han sucedido, como por ejemplo recibir un desafío, que don Karpio le de un masaje a nuestro magikarp o toparnos con otros habitantes de la charca en la que criamos a nuestros queridos pokemones. De hecho podemos tener a otros pokemones que le den apoyo durante los campeonatos al magikarp y nos otorguen bonificaciones de experiencia, dinero u objetos para usar en el vivero. ¡Nuestra pequeña carpa nunca se sentirá sola!

El funcionamiento de todas las ligas es similar: tendremos una serie de oponentes a los que tendremos que superar y obtendremos una medalla y algunos regalos si nos declaran campeones de dicha liga. Tenemos diez torneos a superar antes de finalizar el juego, aunque luego tenemos un modo libre para seguir jugando en la última liga mientras completamos los logros.

Cada vez que uno de nuestros magikarp consigue retirarse, nos darán un bonificador a la motivación para que nuestras carpas suban más rápido de nivel y podremos recibir la visita de nuestro antiguo campeón en el vivero. Si en cambio pasa a mejor vida, bueno, Karpaccio siempre estará en mi corazón...

Logros: siempre dando salero

Los que vengáis de Steam conoceréis el sistema de logros de los videojuegos... y este no podía ser menos. Tenemos metas curiosas como conseguir muchos adornos, alimentar bien a nuestros campeones o evitar (o conseguir) todo percance a nuestros amados de ojos saltones. Un aliciente más para jugar durante una buena temporada.

Se puede jugar sin problemas a Magikarp Jump sin gastarte ni un euro real, aunque se consiguen los diamantes de forma más lenta. ¡No desesperéis que hay varios eventos que dan diamantes y monedas!

Localización memorable

No puedo terminar este artículo sin hablar de la maravillosa localización que tiene este videojuego. No conozco el original, pero la cantidad de chistes y otras expresiones que han sabido localizar para el público hispanohablante hacen que me quite el sombrero. Hay un montón de diálogos donde, como poco, te conseguirán sacar una sonrisa y en otros te reirás un montón. Al final le coges mucho cariño a los habitantes de Villa Pescadilla. El bueno del alcalde recuerda sus tiempos mozos con tus victorias y Policarpo García lo da todo en sus retransmisiones de la liga. ¡Hasta eres un ejemplo a seguir para las niñas y niños del lugar!

Si queréis un juego sencillo, tranquilo y para desconectar del estresante mundo en el que vivimos, probad a ser un entrenador de magikarps y alcanzar la gloria a golpe de salto. ¡La medalla de la liga Master os espera!

Más información:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contenidos creados por Tatiana Alejandra de Castro Pérez. Con la tecnología de Blogger.