lunes, 22 de agosto de 2011

H.P. Lovecraft

Trabajo sobre H.P. Lovecraft para la asignatura Historia cultural anglonorteamericana impartida por la doctora Carmen Martínez Martín. Presentado como trabajo voluntario. La primera parte del trabajo se encuentra aquí.
“De Hebert West, que fue mi amigo en la universidad y posteriormente, no puedo sino hablar con extremo terror. Terror que no se debe completamente a la siniestra manera en la que desapareció recientemente, sino que fue engendrado por la naturaleza intrínseca de su trabajo en vida, y que adquirió por primera vez su posterior gravedad hará más de diecisiete años, cuando estábamos en el tercer curso de carrera en la Facultad de Medicina de la Universidad de Miskatonic, en Arkham. Mientras coincidió conmigo, lo prodigioso y diabólico de sus experimentos me mantuvieron totalmente fascinado, y me convertí en su más íntimo compañero. Ahora que ya no existe y el embrujo se ha roto, mi miedo es aún mayor. Los recuerdos y las posibilidades siempre resultan más terroríficos que la propia realidad.”
H.P. Lovecraft, Hebert West, reanimador, 1921-1922.


Parte segunda: Biografía de Howard Phillips Lovecraft

Howard Phillips Lovecraft nació el 20 de agosto de 1890 en Providence. Era hijo de Sarah Susan Phillips Lovecraft, descendiente de una larga estirpe que se remonta a los primeros colonos que llegaron en 1630 a Massachussets, y de Winfield Scott Lovecraft, un hombre de negocios. Su abuelo materno, Whipple Van Buren Phillips, había sido un viajero y explorador, poseía una mansión familiar, en el 454 de la Angell Street de Providence, y una pequeña cantidad de dinero que legará a su familia cuando fallezca, además de un pequeño terreno que reportará algo de dinero a su nieto. Lovecraft vivirá en la mansión hasta la muerte de su abuelo en 1904, cuando tenga que ser vendida debida a las dificultades económicas de la familia debido a un negocio fallido. También tenía dos tías, con las mantendrá contacto durante toda su vida y con las que vivirá cuando regrese a Providence procedente de Nueva York.

Lovecraft aprendió a leer a los tres años y escribió desde que tenía seis. Comenzó con la poesía, y según algunos estudiosos nunca abandonó su escritura. Se dice de él que “tiene el mérito de haber creado una mitología moderna que sobrevivió a su autor: uno de los fenómenos literarios más inquietantes del siglo XX. Lovecraft, en cierto modo, estableció los fundamentos de un nuevo paganismo literario que ha tenido numerosos acólitos después de su muerte.” Esta mitología que creó a lo largo de su obra tiene puntos de contacto con la mitología griega, que tanto le fascinó en su más tierna infancia. Adoptar seudónimos para sus juegos de la infancia, Lucio Valerio Mesala tras el estudio del mundo clásico y Abdul Alhazred, que aparecerá en su obra como autor del Necronomicon, tras la lectura de Arabian Nights en la biblioteca de su abuelo. Lovecraft aprendió mitología clásica de mano del manual de Thomas Bulfinch, Age of Fable, un clásico entre las familias pudientes de la costa este. En su obra hará referencias a la obra de Homero, como la referencia a la cueva de Polifemo en La llamada de Cthulhu o la de Ulises y las sirenas en En las montañas de la locura. Aprendió el alfabeto griego y algo de latín, pero no llegó a dominarlo como podemos observar en los fallos en sus transcripciones y traducciones de la Eneida. Durante toda su vida fue un apasionado de los helados, de los gatos y la arquitectura.
Su madre, que jamás superó la muerte de su marido que murió tras cinco años ingresado en un hospital cuando Howard tenía nueve años, le tuvo que criar junto a su familia en Providence. Ella era dominante, obsesiva, posesiva y la relación del joven Lovecraft con ella fue de amor-odio durante toda su vida. No quería que el escritor se alejase de casa y le atemorizaba con el mundo exterior y sus habitantes. A Susie no le gustaba que los vecinos viesen a su hijo, ya que cuando se dejó cortar los bucles su madre alegó que era muy feo y le desanimaba para que no saliese de casa y mantenerle junto a ella.

Su abuelo le curó de su miedo a la oscuridad obligándole a recorrer las habitaciones de la mansión familiar a oscuras y le contaba historias de terror junto a la chimenea. Algunos de los autores que el joven Lovecraft leyó durante esta época fueron Mary Shelley, Bram Stoker, Arthur Machen y sobretodo Edgar Alan Poe, quien será inspiración para relatos de terror y al que pretenderá imitar en sus primeras obras. Posteriormente leerá a autores como Dunsany que también influirán en su estilo, además de relacionarse con numerosos escritores del círculo de Weird Tales y la prensa amateur.

Fue un apasionado de las ciencias, sobretodo astronomía. No había tema de la antigüedad o del medievo que no le interesara y por ello intentará estar al tanto de las últimas novedades de diversos campos. Llegó a creer en el hombre de Piltdown, que aparecerá mencionado en sus relatos y no llegará a saber que se trataba de un fraude. Fundó periódico de astronomía y para revistas como The Scientific Gazette (1899 – 1907) y The Rhode Island Journal of Astronomy (1903 – 1907) que distribuirá entre amigos y familiares durante años. Deslumbra durante sus estudios en la Hope Street High School. En 1906 publica una carta sobre astronomía que manda al The Providence Sunday Journal y algunos textos más para The Providence Tribune en ese mismo año. Sufre el ataque nervioso entonces, unos meses antes de su graduación, en 1908. Ya había sufrido ataques menores en 1905. En ese momento cambió su vida. Ya no irá a la universidad ni a recoger el título del instituto. Vive hasta los 24 años recluido en su casa. Durante este periodo no escribe ni tiene contacto con nadie de fuera de su casa salvo unos paseos ocasionales por el barrio y alguna salida con sus amigos más cercanos del colegio.

Tras el ataque vuelve a leer muchos libros y comienza a escribir en serio. El escritor de Providence trabaja principalmente con sus sueños, que plasma en historias junto a su pasado personal y el de la humanidad en general. Lovecraft era autodidacta, por lo que interpreta los datos que la ciencia lanza al público, pero al no ser un profesional comete algunos fallos pero irá depurando las técnicas con el paso de los años, aunque por ejemplo sus arqueólogos apenas van con unos picos y unas linternas. Los protagonistas de las novelas del “solitario de Providence” son eruditos empeñados en conocer la solución de un misterio terrible o de unas fuerzas desconocidas de lugares y tiempos distintos al suyo, de hecho algunos autores ven estos personajes como proyecciones del propio Lovecraft. En su obra, no tenemos desenlaces moralistas ya que el mundo no puede ser rescatado y su fin solamente aplazado. No importa si los personajes mueren o viven, lo único importante es el terror cósmico que en ellos aparece. El dinero, la celebridad, la gloria, el reconocimiento, el amor ni el sexo no tiene importancia en la acción, solo el misterio consigue atraer al investigador y su curiosidad es un fuego que alimenta su espíritu. Sus héroes se enfrentan a los sueños para intentar llegar hasta el final del enigma, son capaces de todo para solucionarlo. Para Lovecraft lo más importante del relato era la atmósfera por encima del diálogo.

Edward F. Dass, presidente de la United Amateur Press Asociation, anima a Lovecraft unirse a la asociación e ingresa en 1914, donde trabará amistad por carta con sus discípulos y amigos. Él no se consideraba un maestro, simplemente eran sus amigos y los trataba con la gentileza de un gentleman. Algunos fueron más cercanos visitó a bastante de ellos y trató de explicar como escribía mediante su ensayo El horror sobrenatural en la literatura publicado en el 1927 en The Recluse y revisado entre 1933 y 1935, en el hará un recorrido en la literatura fantástica, desde El Asno de Oro de Apuleyo hasta Edgar Allan Poe.
Sus primeros cuentos de terror cósmico son The tomb y Dagon, de 1917. A partir de entonces envía y le publican muchos relatos en Weird Tales, con Edwin Baird al mando, pero comienzan a rechazan muchos relatos cuando Weird Tales pasa a manos del editor Farnstworth Wright, porque no consideraba suficientemente comerciales los relatos del joven para su ideal. Pero cuando recibía un relato que estaba escrito bajo el nombre de los que le pagaban para escribir como negro, como Zealia Bishop o Hazel Heald, los relatos eran aceptados y publicados en la revista.

El 24 de mayo de 1921 muere su madre tras una larga enfermedad. Howard la visitó varias veces al hospital pero nunca entró en el, sino que veía a su madre en los jardines del mismo. A Lovecraft le quedó una herencia, tanto por parte de su padre como por la de su abuelo, pero a pesar de ello siguió necesitando publicar sus trabajos, trabajar como negro y como corrector para poder sobrevivir. Nunca consiguió un trabajo estable ni tuvo dinero para poder viajar por Europa, contentándose con viajes para visitar a sus amigos a lo largo del país y ciudades como Quebec. Nunca atosigaría a la gente que le contrató, llegando a trabajar gratis para sus amigos. Fue tremendamente ahorrativo y apenas le dio pequeños pellizcos a su herencia para poder comprar las cosas de cada día. Para Lovecraft escribir era una afición, no un trabajo.

El 4 de julio de 1921 conoce a Sonia Greene en una convención de la asociación de periodistas a la que Lovecraft decide asistir en Boston. Ella se enamoró del joven Lovecraft nada más verle y decidió dar los primeros pasos. Tenía 7 años más que el joven soñador, era de origen judío y tenía una hija de dieciséis años. Sonia era una mujer cariñosa y consiguió enamorar al gentlemen, además, se dice era una mujer de gran belleza y encanto. Se casaron en 1924 y se mudó a la casa de ella en Brooklyn. Él escribió historias para la recientemente fundada Weird Tales. Nueva York lo impactó, le animó y encantó en un primer momento y finalmente le aterró cuando estuvo en búsqueda de empleo y vio como le negaban puestos para los que tenía cualificación de sobra. Durante su estancia en Nueva York escribió The Horror at Red Hook y He. Sonia destruirá todas las cartas del escritor menos una, la cual podemos leer en algunas recopilaciones, en la que le habla del amor y de la relación amorosa a lo largo del tiempo. Sonia se mudó a Cleveland en 1925, tras haber tenido que cerrar su propio negocio, porque encontró en aquella ciudad un nuevo trabajo. Lovecraft se quedó un año más en la ciudad tratando de encontrar trabajo. Su mujer le visitaba cada quince días para llevarle algo de dinero para que pudiese mantenerse y pagar el alquiler. Tras largo tiempo de escasa relación, Sonia le pidió el divorcio, aunque Lovecraft nunca llegó a firmarlo, pero aún así siguieron en contacto por carta durante bastante tiempo y vieron al menos una vez más en persona.

Lovecraft vuelve a Providence a un piso junto a una de sus tías y decide hacer algunos viajes por América del Norte, para visitar a sus amigos y para asistir a conferencias. Seguirá escribiendo cartas, se calcula que escribió más de cien mil cartas a lo largo de su vida. Se carteó con escritores como Robert E Howard, Clark Ashton Smith, August Derleth, Frank Belknap Long, Robert Bloch y Donald Wandrei Finlay, entre otros. Fueron sus confidentes literarios y sus amigos, apareciendo en sus obras, como un guiño por su amistad, como autores de libros terribles como Culte des Goules o como personajes de sus aventuras como Robert Blake en The Haunter of the Dark (1935). Su mujer le pedirá el divorcio tres años después de su boda ante la imposibilidad de vivir juntos en Providence por la oposición de sus tías, ya que un caballero no podía ser mantenido por su esposa y sus vecinos no debían enterarse de ello. Su salud empeoró hasta que termino por ingresar el 10 de marzo en el hospital. Las enfermeras le recuerdan como una persona amable y cortés, a pesar del sufrimiento que padecía por su enfermedad. Le suministraban morfina para sobrellevar los dolores de un cáncer de intestino que se le había extendido por el tronco. Murió el quince de marzo. Sus amigos le lloraron y muchos dijeron no conocer su estado real de salud, pues habrían ido a visitarle y a apoyarle durante sus últimos días.

August Derleth, amigo y aficionado de Lovecraft, fundador de la editorial Arkham House dedicada a publicar las obras de su amigo, será el que acuñe el término “mitos de Cthulhu”. Otros muchos han seguido, y siguen, escribiendo historias en el universo del escritor de Providence. Muchos de sus amigos, como el propio Derleth, dedicarán gran parte de sus esfuerzos y su vida a compilar el gran corpus literario del autor y a rescatar de las revistas sus relatos, para que no se perdiesen. Actualmente es considerado un pilar de la literatura fantástica junto a J.R.R. Tolkien y su amigo Robert E. Howard. Estos autores fueron despreciados por crítica del momento y alabados por público, el cual sigue adorando sus obras. Se considera el S. XX como el de la literatura de los sueños. Tuvieron que pasar treinta años de la muerte de H.P. Lovecraft para recuperar su valor como escritor y como visionario de nuevos mundos.

Parte tercera: Relación de obras de H.P. Lovecraft.

La siguiente lista incluye sólo la obra narrativa del autor, se puede leer la poesía completa de Lovecraft en The Ancient Track: The Complete Poetical Work of H.P. Lovecraft editado por S.T. Joshi.

The Noble Eavesdropper (1897)
The Little Glass Bottle (1897)
The Secret Cave or John Lees Adventure (1898)
The Mystery of the Grave-Yard (1898)
The Haunted House (1898-1902)
The Secret of the Grave (1898-1902)
John, the Detective (1898-1902)
The Mysterious Ship (1902)
The Beast in the Cave (1905)
The Picture (1907)
The Alchemist (1908)
The Tomb (1917)
Dagon (1917)
A Reminiscence of Dr. Samuel Johnson (1917)
Sweet Ermengarde (1917)
Polaris (1918)
The Mystery of Murdon Grange (1918)
The Green Meadow (1918-1919, con Winifred V. Jackson)
Beyond the Wall of Sleep (1919)
Memory (1919)
Old Bugs (1919)
The Transition of Juan Romero (1919)
The White Ship (1919)
The Doom That Came to Sarnath (1919)
The Statement of Randolph Carter (1919)
The Terrible Old Man (1920)
The Tree (1920)
The Cats of Ulthar (1920)
The Temple (1920)
Facts Concerning the Late Arthur Jermyn and His Family (1920)
The Street (1920)
Life and Death (1920)
Poetry and the Gods (1920, con Anna Helen Crofts)
Celephais (1920)
From Beyond (1920)
Nyarlathotep (1920)
The Picture in the House (1920)
The Crawling Chaos (1920-1921, con Winifred V. Jackson)
Ex Oblivione (1920-1921)
The Nameless City (1921)
The Quest of Iranon (1921)
The Moon-Bog (1921)
The Outsider (1921)
The Other Gods (1921)
The Music of Erich Zann (1921)
Herbert West Reanimator (1921-1922)
Hypnos (1922)
What the Moon Brings (1922)
Azathoth (1922)
The Horror at Martin's Beach (1922, con Sonia H. Greene)
The Hound (1922)
The Lurking Fear (1922)
The Rats in the Walls (1923)
The Unnamable (1923)
Ashes (1923, con C.M. Eddy, Jr.)
The Ghost-Eater (1923, con C.M. Eddy, Jr.)
The Loved Dead (1923, con C.M. Eddy, Jr.)
The Festival (1923)
Deaf, Dumb, and Blind (1924, con C.M. Eddy, Jr.)
Under the Pyramids (1924, con Harry Houdini)
The Shunned House (1924)
The Horror at Red Hook (1925)
He (1925)
In the Vault (1925)
The Descendant (1926)
Cool Air (1926)
The Call of Cthulhu (1926)
Two Black Bottles (1926, con Wilfred Blanch Talman)
Pickman's Model (1926)
The Silver Key (1926)
The Strange High House in the Mist (1926)
The Dream-Quest of Unknown Kadath (1926-1927)
The Case of Charles Dexter Ward (1927)
The Colour Out of Space (1927)
The Very Old Folk (1927)
The Last Test (1927, con Adolphe de Castro)
History of the Necronomicon (1927)
The Curse of Yig (1928, con Zealia Bishop)
Ibid (1928)
The Dunwich Horror (1928)
The Electric Executioner (1929, con Adolphe de Castro)
The Mound (1929-1930, con Zealia Bishop)
Medusa's Coil (1930, con Zealia Bishop)
The Wisperer in Darkness (1930)
At the Mountains of Madness (1931)
The Shadow Over Innsmouth (1931)
The Trap (1931, con Henry S. Whitehead)
The Dreams in the Witch House (1932)
The Man of Stone (1932, con Hazel Heald)
The Horror in the Museum (1931, con Hazel Heald)
Through the Gates of the Silver Key (1932-1933, con E. Hoffmann Price)
Winged Death (1933, con Hazel Heald)
Out of the Aeons (1933, con Hazel Heald)
The Thing on the Doorstep (1933)
The Evil Cleryman (1933)
The Horror in the Burying-Ground (1933, con Hazel Heald)
The Book (1933)
The Tree on the Hill (1934, con Duane W. Rimel)
The Battle that Ended the Century (1934, con R.H.Barlow)
The Shadow Out of Time (1935)
“Till A' the Seas” (1935, con R.H.Barlow)
The Challenge from Beyond (1935, con C.L.Moore, A. Merritt, Robert E. Howard, Robert Bloch y Frank Belknap Long)
The Disinterment (1935, con Duane W. Rimel)
The Diary of Alonzo Typer (1935, con William Lumley)
The Haunter of the Dark (1935)
In the Walls of Eryx (1936, con Kenneth Sterling)
The Night Ocean (1936, con R.H. Barlow)

Bibliografía
Lovecraft: biografía, Sprague de Camp, Alfaguara, 1978.
H.P. Lovecraft: A critical Study, Donald R. Burleson, Greenwood Press, 1983
Introducción a la literatura norteamericana,Jorge Luis Borges con Esther Zemborain, Alianza Editorial, Madrid, 1999.
Lovecraft: una mitología, David Hernández de la Fuente, Biblioteca ELR ediciones, Madrid, 2005.
H.P. Lovecraft: Contra el mundo, contra la vida, Michel Houellebecq, Siruela, Madrid, 2006.
Narrativa completa, vol. 1 – H.P. Lovecraft, edición de Juan Antonio Molina Foix, Valdemar, 2008.
Las excavaciones de R'lyeh: la arqueología como método, la prehistoria como idea y la literatura fantástica de H.P.Lovecraft, Riccardo Frigoli, JAS arqueología editorial, Madrid, 2010

Filmografía
Lovecraft: Fear of the Unknown, 2008.

Más información:

No hay comentarios:

Publicar un comentario