jueves, 23 de junio de 2011

Breve introducción a la historia de EEUU

Trabajo realizado durante mayo de 2011 para la asignatura "Historia anglonorteamericana" como parte de un trabajo mayor sobre H.P. Lovecraft. La bibliografía utilizada son lo apuntes que nos facilitó la Doctora Carmen Martínez Martín, basados en varios libros de historia, entre ellos uno de Aurora Bosch.
El continente americano fue descubierto oficialmente el 12 de octubre de 1492 por Cristóbal Colón y los tripulantes de sus naves, dos carabelas y una "nao": la Santa María, la Pinta y la Niña. Colón en su primer viaje llegó a las Bahamas, La Española y Cuba. El conocimiento de este descubrimiento llegó a Inglaterra de manos de Giovanni Caboto (John Cabot) en 1495 y éste consiguió el permiso del rey Enrique VII para realizar una expedición en mayo de 1497, partiendo del puerto de Bristol, para encontrar una nueva ruta al continente asiático por el mar del norte. Se cree que Cabot costeó la península del Labrador, Nova Scotia y quizá también Terranova en su primer viaje. Hubo más viajes como los de Joâo Fernandes en 1501, la Muscovy Trading Company (fundada en 1555 en Londres), Humphrey Gilbert entre 1566 y 1588, Martin Frobisher entre 1576 y 1578, John Davis entre 1585 y 1592, etc. Se creó una literatura de viajes y se recopilaron mapas y datos sobre los descubrimientos.

El primer asentamiento fue creado por Gilbert en 1583 en Newfoundland, tras mostrar a los portugueses con los que tuvo un conflicto, la patente de la reina Isabel I Tudor. La primera colonia fue fundada por Sir Walter Raeligh, que había obtenido una patente de la reina tras haber sido nombrado caballero en 1585 y colonizó Virginia. En total se fundaron trece colonias para la Corona de Inglaterra a lo largo del proceso de colonización de la primera frontera de América del Norte.

Durante el reinado de Isabel I se formó el movimiento puritano, que estaba en contra de las escasas reformas de la Iglesia Anglicana con respecto a la Romana y aquella se encontraba demasiado cerca del poder real. Los puritanos creían en una experiencia religiosa personal, en la conducta moral, los servicios simples, un gran énfasis en el estudio privado de la Biblia y creían en la predestinación. Su situación empeoró con el sucesor de la reina, Jacobo I, a pesar de que era presbiteriano. En 1620 llegó el Mayflower a Plymouth con los padres peregrinos, tras haber estado viviendo en Amsterdam durante una década, huyendo de la situación religiosa de Gran Bretaña y posteriormente del “contagio” de la lengua y costumbres holandesas a sus hijos. En 1630 llegó un nuevo grupo de puritanos bajo la dirección de John Winthrop y fundaron Boston en Massachusset. Rhode Island fue fundada en 1644 por Roger Williams, un londinense llegado a América en 1630 que terminó desterrado de Boston en 1635 y que finalmente obtuvo una patente del rey Carlos II en 1644. La gran mayoría de los puritanos llegados a América tenían una gran educación y crearon una gran obra cultural.

Las relaciones con la población india nativa fueron buenas con los puritanos, a los que ayudaron en lo posible a superar el duro invierno americano y éstos los veían como descendientes de las perdidas tribus de Israel, a los que trataron de evangelizar pero fracasaron debido a la falta de medios y de apoyo de la política gubernamental. Los indios los enseñaron a trabajar la tierra y el cultivo del maíz, comerciaron pieles con los colonos y éstos pudieron saldar deudas con los prestamistas que les permitieron llegar al continente. Trataron de comprender a los nativos y mantuvieron tratados de paz con ellos, esta duró doce años desde la llegada de los puritanos, cuando dieron comienzo la guerras indias. En el tratado de Hartford de 1638 se decía que las tierras de los conquistados pasarían a ser inglesas. En una asamblea de 1643 se aceptaron a algunos jefes indios para favorecer el comercio de Boston.

Las trece colonias participaron junto a Gran Bretaña en la Guerra de Sucesión Española (1700 – 1714) invadiendo Québec y Montreal en 1711, el puerto de St John en Terranova y hubo una serie de enfrentamientos con la Florida española y Luisiana francesa. En la Guerra de los Siete Años (1756-1763) participaron porque los ingleses veían a Prusia como un aliado natural contra el poder de Francia. Tras la guerra, Inglaterra quiso mantener un ejército permanente de 10.000 soldados en las colonias, cuya manutención tenían que pagar éstas, para frenar los ataques de los nativos. Se quiso evitar que los colonos entrasen en los territorios indios tras la rebelión de Pontiac y se agudizó la segregación entre colonos e indios. En 1764 Grenville dictaminó el cobro de una serie de impuestos a las colonias americanas como la Sugar Act de 1765, la Quartering Act de 1765 y finalmente la Stamp Act de 1766. Figuras como Benjamin Franklin se alzaron contra estos impuestos que consideraron injustos, ya que ni si quiera tenían representación en el parlamento inglés y comenzaron a manifestarse. Hubo enfrentamientos como la masacre de Boston del 15 de marzo de 1770 y reacciones contra la ley del té en 1773, llegando a destruir el cargamento de los barcos, tras lo cual se ejerció un control férreo sobre Massachussets y las colonias hicieron frente común contra estas nuevas leyes. Los dirigentes se reunieron en congresos continentales, el primero en 1774, el segundo en 1775 y el tercero en 1176, apoyando la resistencia y pidiendo que se suspendiesen durante tres meses las importaciones a productos ingleses. Thomas Paine publicó Common Sense en 1776, haciendo llegar a más gente la idea de la independencia en las 16 ediciones de su libreto. Se declaró oficialmente la guerra en julio de 1176 tras la aprobación de la Declaración de Independencia, redactada por Jefferson y duró unos siete años, terminando con el tratado de París de 1783.

El territorio americano fue ampliado con la compra de territorios como Luisiana en 1803 o Florida tras el tratado de Adams-Oñis en 1819. Hubo enfrentamientos con los indios por sus territorios, de los que habían sido expulsados por la Indian Removal Act de 1830 con episodios como el “sendero de lágrimas” donde fallecieron unos 4.000 indios cherokees. Se favoreció la expansión hacia el oeste con medidas como el Acta de Tierras Públicas de 1820 que rebajaba el precio de las tierras del oeste, haciéndolas accesibles a más colonos o la Homestead Act de 1862. Se crearon nuevos estados que se unieron a las trece colonias originales y aparece la idea del destino manifiesto de los estadounidenses de mano de John L. O'Sullivan, un periodista de la revista Democratic Review de Nueva York en 1845.

Hubo un auge económico por la producción industrial siderúrgica desde 1830 que enriqueció a hombres como Andrew Carnegie dedicado al acero, al banquero J. Pierpont Morgan o John D. Rockefeler con la industria del petróleo. Surgen poblaciones mineras como Pittsburgh en torno a los Grandes Lagos. Comienza la conquista del ferrocarril, construyéndose grandes redes de costa a costa. Detroit prosperó por la industria del automóvil, con Henry Ford; Chicago destacó como centro de comercio. Se crearon los primeros trust empresariales y la inmigración aumentó por la disminución del precio del pasaje. Entre 1830 y 1860 hubo una gran crisis social con huelgas en las industrias textiles, creación de bandas callejeras al servicio de los partidos políticos y un auge de nuevos movimientos religiosos como los mormones.

El siguiente gran conflicto que marcó la historia de Estados Unidos de América fue la Guerra de Secesión (1861 - 1865). Tras la revolución francesa los sudistas se apoyaron en la Biblia para asegurar la posesión de los esclavos como un derecho y que privarlos de ellos era violar su libertad. La principal ocupación de los esclavos del sur era trabajar la tierra, especialmente las plantaciones de tabaco y algodón. Mientras los estados del norte pedían abolir la esclavitud, los cultivos algodoneros reforzaron y extendieron el uso de esclavos a otros estados, generando un intenso tráfico de esclavos en el sur. Aunque el trafico de esclavos se abolió oficialmente en 1807, en 1840 no se había conseguido abolir la esclavitud de forma voluntaria. Tras la subida al poder de Lincoln, en diciembre de 1860 Carolina del Sur declaraba su separación de la Unión, tras lo cual varios estados le siguieron y constituyeron los Estados Confederados de América con Jefferson Davis como presidente. Lincoln no quiso que se rompiese la unión y declaró la guerra a los escindidos, pensando que si eran reconquistados volverían a la unión. La guerra devastó el país durante años. Tras la muerte de Lincoln, Andrew Johnson sube a la presidencia e hizo la Declaración de Amnistía y Reconstrucción durante las vacaciones del Congreso.

Tras la guerra hubo nuevos enfrentamientos con los indios, que se quejaban de el expolio que había sufrido el bisonte, que era la base de su economía, y el movimiento de sus tierras al que eran obligados por las leyes americanas. En la década de 1860 hubo muchos enfrentamientos con Navajos y Apaches en Arizona y Nuevo Méjico, en 1864 los cheyenes sufrieron la Matanza de Sand Creek y en 1874 hubo enfrentamientos con Caballo Loco y Toro Sentado tras el descubrimiento de oro en sus tierras y la negativa de sus pueblos de moverse de unas tierras que consideraban sagradas para su pueblo. En 1889 se produjo el The Land run o The Land rush, terminando con la última frontera del oeste.

Los Estados Unidos participaron en la Primera Guerra Mundial (1914 - 1918) vendiendo suministros al bando aliado. No deseaban entrar en el conflicto armado porque aún tenían muy presentes las consecuencias de la Guerra de Secesión y había un pacifismo extendido entre la población. Finalmente, tras el hundimiento del RMS Lusitania en el que viajaban estadounidenses, tuvieron que entrar en acción. Se reactivó la industria y se transformó en militar, declarándose la guerra en 1917 con el presidente Wilson, que también estará presente en los tratados de paz. Tras la guerra hubo cambios en la sociedad americana: se limitó el acceso a los inmigrantes con leyes como la Emergency quota Act de 1921, se produjeron disturbios en la calle y huelgas, se desató la histeria anticomunista, se aumentó la segregación negra en las ciudades, comenzó el movimiento feminista y se aprobó la Ley Seca, que pretendía acabar con la cultura al alcohol de los Urban Saloon cerveceros. Esto produjo un aumento de la delincuencia, la aparición de los gánster, la muerte de personas por el consumo del wisky de bañera, etc.

Hubo un boom económico en los años veinte que conllevó un exceso de producción y un aumento en la especulación, ya que la gente invertía en bolsa para ganar dinero y los brokers sin escrúpulos conseguían dinero fácil hasta el fatídico Jueves Negro de octubre de 1929 en el que la Bolsa de Wall Street se desplomó. Tras el Crack del 29 cientos de empresas cerraron, los bancos quebraron, el desempleo aumentó y el descontento de la gente con él. Aumentaron las protestas contra Hoover hasta la subida al poder de Roosevelt en 1932. Roosevelt gracias a su paquete de medidas llamadas New Deal, consiguió reactivar poco a poco la economía americana reduciendo la producción, renovando las estructuras y dando empleo a los jóvenes. En su segundo mandato controló a los bancos, limitó la jornada laboral a 40 horas semanales y aumentó la presión fiscal en las rentas más altas. Su política exterior fue de aislamiento y de neutralidad, hasta su entrada en la Segunda Guerra Mundial (1939 - 1945).

Material gráfico de:
Dióscoro Puebla, Desembarco de Colón en América, 1862.
Nicholas Hilliard, Elizabeth I: The Ermine Portrait, 1585.
Gilbert Stuart, Retrato Lansdowne de George Washington,1797.
John Gast, American Progress, 1872.
George Peter Alexander Healy, Abraham Lincoln, 1869.
Weinold Reiss, Drawing in two colors, 1915-1920.

No hay comentarios:

Publicar un comentario