Friedrich Hölderlin (1770 - 1843)

Friedrich Hölderlin nació el veinte de marzo de 1770 en Lauffen am Neckar (Wurttemberg). Hijo de un administrador eclesiástico que murió siendo el poeta pequeño, su madre volvió a casarse pero pronto quedó viuda por segunda vez, siendo Friedrich educado por su madre. Hölderlin siempre recordará con cariño su infancia y será recordada en su obra lírica, a veces con alegría, otras con tristeza.


Gracias a sus estudios eclesiásticos consiguió un conocimiento sólido en lengua y literatura griegas. Fue compañero y amigo de Hegel y Schelling en la Facultad de Teología de Tubinga, a pesar de esta relación, Hölderlin no se convirtió en un poeta-filósofo. En 1793 termina sus estudios pero rechaza desempeñar un cargo eclesiástico, por lo que tiene que ganarse la vida como preceptor, siendo su primera pupila Charlotte von Kalb, por mediación de Schiller.

En 1795 se trasladaría a Jena con el propósito de conseguir un puesto en la universidad pero finalmente, antes de concluir el año, volverá a buscar un nuevo lugar donde poder dar rienda a su originalidad. Durante esta primera época es notable el influjo de Schiller, poeta al que admiraba a pesar del trato frío por parte de este hacia el joven Hölderlin.

En 1796 pone el poeta rumbo a Frankfurt para trabajar al servicio de Gontard, instruyendo a sus dos hijos y entablando una relación con la madre de estos, Susette (Diotima en sus poemas), a la que veía como su ideal de mujer y de Grecia, un ideal alcanzable y realizable. Durante esta época escribió Hyperion y comenzó Empédocles, además de dar un giro a su lírica. Finalmente su relación con Susette terminó en 1798 y el poeta marchó a Homburg, a casa de su amigo Isaak Sinclair.

Hölderlin se vio en la necesidad de aceptar un puesto de preceptor en Burdeos, camino que realizó a pie, llegando el 28 de enero de 1802. Allí solamente permaneció tres meses, y en su camino de regreso, también a pie,realizó escala en París donde pudo admirar esculturas grecoromanas en el Musée des Antiques. En la última etapa de su viaje conoce la noticia de que Susette Gontard ha muerto. Se cree que una mezcla de sus fracasos, la muerte de su amada y una insolación pudieron ser la causa de su derrumbe mental.

En 1806 comenzó a tener delirios, viviendo bajo el cuidado de un sillero en Tübingen, en una antigua torre. Hasta 1843 no sucumbió al abrazo de la muerte. Los poemas de este último periodo de su vida son conocidos como los "poemas de la locura".

Los poemas de Hölderlin aparecieron en almanaques y revistas, y sólo parcialmente los conocieron sus contemporáneos. Hasta 1826 no se publica una colección de sus poesías, preparada por Uhland y Schwab, incompleta y llena de errores. Tenemos que esperar hasta después de la Gran Guerra para ver los frutos de Norbert von Hellingrath, continuados tras su muerte durante aquella por Seebass, para conocer la obra completa del poeta alemán, recibiendo una nueva valoración por parte de la nueva generación de poetas que lo consideran más cercano a ellos que los grandes escritores clásicos. Incluso el filósofo Heidegger volverá su mirada hacia Hölderlin.

Diez años de producción poética previa a su locura, por lo tanto hay que considerar su obra como inacabada, a falta de un periodo de madurez del artista. Su obra se encuentra impregnada de un sentido religioso y una profunda melancolía. Los poemas compuestos desde mayo de 1801 y diciembre de 1803 comprenden dos colecciones de poemas, la primera son los cantos nocturnos (Nachtgesänge, 1804) que son canciones amorosas a lo que ya perdió el autor y los cantos patrios que se componen de once himnos, aunque no es una colección cerrada por el autor, a diferencia de los cantos nocturnos. En los cantos patrios se puede apreciar una clara ruptura de las formas poéticas con su obra anterior.

Andenken (fragmento)

"Der Nordost wehet,
Der liebste unter den Winden
Mir, wiel er feurigen Geist
Und gute Fahrt verheißet den Schiffern.
Geh aber nun und grüße
Die schöne Garonne,
Und die Gärten von Bourdeaux
Dort, wo am scharfen Ufer
Hingehet der Steg und in den Storm
Tief fällt der Bach, darüber aber
Hinschauet ein edel Paar
Von Eichen und Silberpappeln;"

Más información:
En este blog
En otras páginas

Material gráfico:
(2) Busto de Susette Gontard (1769-1802) por Landolin Ohmacht (1760-1834). En Liebieghaus, Museum of Ancient Sculpture.
(3) Hölderlin en tübinger, en el Jardín Botánico. Fotografía de Paul Sinner (1881)
(4) Monumento a Hölderlin en Lauffen

Bibliografía
El archipiélago Edición bilingüe, estudio y traducción del poema por Luis Díez del Corral. Madrid, Alianza Editorial, 2001.
Cantos. Friedrich Hölderlin, traducido y comentado por Antonio Pau. Orense, Ediciones Linteo, 2010.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa