Saqueadores de tumbas

Título: Saqueadores de tumbas
Autores: Pedro Gil, Cristóbal Sánchez
Ilustrador: Virginia Berrocal
Editorial: Ludotecnia
Número de páginas: 109
Primera edición: 2012
ISBN: 978-84-934035-7-7

Saqueadores de tumbas es un Juego de Rol que bebe de las fuentes clásicas de la historia, permitiendo a los Jugadores introducirse en el universo de juego con una base real al que se ha añadido un componente fantástico para aderezar el conjunto y hacerlo más divertido y desafiante si cabe. No obstante, puede jugarse eliminando por completo dicho aderezo fantástico, tal cual un saqueador de la antigüedad, enfrentado al ingenio de los diseñadores de tumbas, arquitectos y guardias del faraón.

Juego para mayores de dieciséis años.


Séptima entrega de la colección de juegos de rol de Cliffhanger, de la editorial Ludotecnia que además tuvo un fin benéfico tras las inundaciones que sufrió Lorca para ayudar a los autores. En esta ocasión retrocedemos al Antiguo Egipto, aunque los autores explican que se podría emplear la idea con otras épocas y mundos alternativos, para convertirnos en ladrones de tumbas con diversos trasfondos para llevar a cabo dichas fechorías. La obra está salpicada de pequeños relatos que amenizan su lectura y te adentran en esta ambientación.

En la introducción se explican los diferentes periodos de Egipto y las diferencias para los robos que habría entre ellos (cantidad de entierros, tipo de tumbas, etc.) además de dar un repaso a los dioses principales para el juego. Podéis ampliar esta información en numerosos libros y revistas, o deleitaros con diversas películas de corte aventurero.

El primer capítulo, llamados papiros en el libro, nos describe cómo es un juego de rol a grandes rasgos, dos páginas justas.

El segundo papiro está centrado en las clases; las diferentes profesiones que pueden elegir los jugadores son esclavo, escriba, soldado, sacerdote, o saqueador. El tercer papiro nos explica las características (fortaleza, agilidad, astucia, entorno y magia) y habilidades de los personajes, que dependen de las características. También se comentan las dificultades y los tipos de tiradas.

En el manual tenemos una serie de capítulos que son, básicamente, listados: el cuarto papiro nos habla del equipo, el quinto del armamento, el séptimo de los conjuros, el octavo de las trampas, el noveno de los monstruos y el décimo de los tesoros. La estructura básica es similar: nombre, descripción, beneficio/daño/duración, y otros datos de interés.

El sexto capítulo desarrolla el sistema de combate donde básicamente debemos tirar iniciativa y si es cuerpo a cuerpo se tira fortaleza contra agilidad; pero si es a distancia es agilidad contra entorno. En este apartado también se cubren las heridas, y la ganancia de experiencia.

El premio final de este Cliffhanger es que incluye aventura para poder el juego nada más haber leído el manual, mapa incluido. La mayor pega del juego es que la ficha es bastante simple, aunque es muy útil. Adornada con un vaso canope o con una pirámide ganaría bastante.

Si os interesan más aventuras para Saqueadores de tumbas, el cuarto número de la revista Crítico hay una aventura que se podría jugar perfectamente con este juego, llamada "La vieja canción del faraón", y que será publicada en dos partes por su extensión. Cambiando la localización de Egipto a Constantinopla, también hay una aventura relacionada con tumbas llamada precisamente "La tumba, y diseñada para Rune Quest 6, en el cuarto número de la revista.

Finalmente comentar que si sois aficionados a Pathfinder, y os gusta la ambientación que hemos comentado para Saqueadores de tumbas, estáis de enhorabuena pues hay una campaña de mecenazgo de Kobold Press para editar Southlands: Adventures Beneath the Pitiless Sun. Este suplemento tendrá al menos 152 páginas pero podría alcanzar las 296 con las metas.

Más información:

Otras reseñas:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa