Hellboy: Semilla de destrucción

Título: Hellboy: Semilla de destrucción
Guión: Mike Mignola, John Byrne (diálogos)
Ilustrador: Mike Mignola
Editorial: Norma (Dark Horse en el original)
Número de páginas: 128
Primera edición: julio 2004
ISBN: 84-96370-28-3

"Mike Mignola sorprendió a todo el mundo con la creación de este engendro nacido de los infiernos y dedicado a la lucha por la paz. Guillemo del Toro lo llevó al cine, y ya se prepara una secuela, así como un videojuego que verá la luz en las consolas de nueva generación. Durante la guerra contra el nazismo, ambos bandos recurren a lo sobrenatural para salir airosos del conflicto. En los EE.UU., Hellboy pertenece a un grupo de investigación sobrenatural que ahora deberá visitar la mansión Cavendish Hall, sobre la que se comenta que pesa una maldición. Introducción de Robert Bloch. Incluye galería de ilustraciones de: Simon Bisley, Mike Allred, Art Adams, Frank Miller, Fred Blanchard y Gary Gianni" (Web de Norma)

Hellboy es uno de esos personajes que desprenden tanto carisma que, una vez le conoces, siempre que vuelves a él te gusta tanto o más que aquella primera vez. Ahora mismo no recuerdo cómo llegó hasta mi o si leí primero el cómic o vi la película, pero el caso es que haberlo releído todos estos años más tarde ha conseguido que aprecie la lectura de este Semilla de destrucción, aún más si cabe, por sus numerosos detalles.

Esta primera historia nos cuenta el origen del personaje y los últimos momentos de su padre adoptivo. Con ello nos introduce en el mundo de Hellboy: desde la agencia paranormal en la que trabaja al esoterismo del que está rodeado, sin pasar por alto algunas referencias que nos recuerdan por qué esta obra está dedicada a H. P. Lovecraft, entre otros.

Tras la expedición Cavendish, en el polo, el único superviviente es un anciano profesor Malcom Frost. Éste apenas vive lo suficiente para contarle lo que recuerda cuando unas ranas anuncian la llegada de su muerte. Ahora Hellboy tendrá que descubrir qué pasó en aquel viaje.

Si bien Hellboy es el que da título a la colección, no podemos olvidar que éste es acompañado de Elizabeth Sherman y del doctor Abraham Sapien los cuales cuentan con habilidades sorprendentes. De hecho, Abe nos dará su punto de vista durante su pequeña exploración por la mansión.

La historia es sombría, reflejada de forma magnífica en la gama de colores que vemos, y el guión me parece muy bien medido. Entiendo perfectamente la dedicatoria a Lovecraft viendo ciertos detalles en la obra, como pueden ser esas ranas o esa presencia del más allá que escapa de la comprensión humana. Los personajes son introducidos de una forma muy interesante y me parecen geniales las partes de monólogo de Hellboy y Abe para saber qué están pensando los personajes. El grupo de amigos e investigadores promete mucho desde este primer número, y bueno... el ocultismo nazi siempre es un punto interesante. Como primer cómic del personaje deja ganas de conocerle en mayor profundidad y saber qué nos tiene preparado Mignola en siguientes números. En cuanto al dibujo, no sé por qué pero me recuerda más a Frank Miller (quizá por el tratamiento del color) que a los cómics de superhéroes como puedan ser los más actuales. Me resultó llamativo el gran uso de marcos negros y los colores fríos, a pesar de tener siempre ese rojo cálido con el protagonista. Se puede decir que aquí el dibujo apoya la historia y no distrae, sino que le da intensidad a lo relatado.

En cuanto a la película comentada anteriormente, decir que para nada es una adaptación de este Semilla de destrucción, sino que toma varios elementos del cómic e incorpora muchas cosas que no aparecen entre sus páginas... pero quizá eso sea mejor comentarlo con más calma en otra ocasión.

Más información:
Art of Mike Mignola

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa

Elfas oscuras de Sukubus Studio