Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

El pasado sábado 21 de enero se celebró la jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X de la calle Carranza, Madrid. El evento comenzó a las once de la mañana, más o menos, y tenía dos turnos de juego: mañana y tarde.

Durante la mañana hubo partidas de demostración de Ryuutama, La puerta de Ishtar, Clásicos del Mazmorreo, Ablaneda y Máscaras del Imperio (juego que aún no ha sido publicado por la editorial). En el turno de tarde estaban los mismos juegos, pero además había una mesa de Ryuutama dedicada solo a los niños. En total había trece partidas entre los dos turnos, repitiéndose las partidas de la mañana durante la tarde a excepción de la mesa que comentábamos de Ryuutama, con la aventura "La montaña esmeralda", que solo estaba por la tarde.

Solamente pude asistir al turno de mañana de las jornadas, ya que por la tarde trabajaba en Le Pion Magique, pero al menos pude preinscribirme para probar Ryuutama y ver cómo funcionaba (aunque me tocará dirigirlo después de esto).

La partida que jugué fue "El Nekogoblin que robó el Año Nuevo", dirigida por Jorge (alias George) de El consejo friki, para Ryuutama, una partida creada (creo) por Kotodama Heavy Industries. Podéis encontrar una traducción de Werty enlazada en la página de Other Selves.

La aventura es de tipo viaje y estimaron que dura unas cuatro horas, aunque nosotros acabamos la partida antes de las dos. El grupo estuvo formado por un sanador (apodado Armiño), un mercader llamado Remo, un trovador con el nombre de Jaskier (si, en homenaje a cierto personaje) y un cazador llamado Katsuo. Cada uno estábamos en el grupo por diferentes motivos: Armiño buscaba un Crisantemo de la Noche Blanca, Remo buscaba nuevos bienes con los que cormerciar, Katsuro buscaba a su hermano Jiro y, bueno, Jaskir buscaba compañía femenina. La aventura comenzó después de levantar nuestro último campamento, cuando estábamos a punto de llegar a un pequeño pueblo con unas conocidas festividades de Año Nuevo... aunque cuando llegamos escuchamos los gritos de descontento de otro grupo de viajeros, diciendo que la comida era pura basura. Y allí fuimos, encabezados por Jaskir y su gana de meterse en todos los fregados.

La partida fue muy entretenida, con muy buen rollo entre los jugadores (que sepa, nadie conocía a los demás de la mesa), y tuvimos varios momentos cómicos, casi todos protagonizados por el trovador. Sin entrar en mucho detalle, por si queréis jugar la partida, decir que el grupo consiguió salvar la situación. Al final, el único que no consiguió completar su "misión" fue Katsuo, ya que gran yaya solo le dijo que Jiro había estado en el pueblo, pero poco tiempo, y que se fue hacia el Imperio. Imaginamos que continuó buscando a su hermano, con su famosa bufanda roja y su fiel perro, en próximas aventuras.

Del juego prefiero no comentar nada, ya que me gustaría leer todo el manual y ofrecer una entrada en condiciones sobre él. Puedo adelantar que la experiencia es diferente, seguramente porque está enfocado a partidas más condensadas donde quizá los jugadores no puedan verse con mucha frecuencia. Me dio un poco la sensación de que podrían ser capítulos de una serie donde hay una trama mayor, pero puedes ver algunos sueltos y disfrutar sin perderte totalmente.

Me encanta la posibilidad de asistir a este tipo de jornadas de un único día y ha sido genial que hayan pensado en que la gente se pudiese preinscribir para evitar sorpresas una vez llegues al sitio, ya que siempre es agradable poder probar un juego al que tenías ganas. El ambiente es muy diferente al de las grandes jornadas, por lo que os invito a asistir a una de las "hermanas pequeñas" para probar una experiencia de juego diferente. Eso si, entiendo que es un auténtico trabajazo para las editoriales organizar este tipo de eventos y muchas no tienen esa posibilidad a nivel logístico. Pero, lo dicho, ¡no desaprovechéis estas oportunidades para probar juegos!

Más información:
Other Selves
El consejo friki

Comentarios

  1. No he probado Ryuutama todavia pero tengo unas ganas locas de hacerlo. Participé en el mecenazgo y lo tengo ahí, a la espara... Que lastima que estas cosas solo se hagan en Madrid o Barcelona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo confesar que yo también fui mecenas y lo empecé a leer, pero no recuerdo qué pasó que dejé de hacerlo. Eso si, un amigo lo devoró en apenas un par de días... y la mecenas era yo :(

      El tema de jornadas y lugares, pues suele depender de las editoriales (unas cuantas son de Madrid o alrededores) y de las asociaciones. Entiendo que muchas veces es un problema grande moverse para eventos, y más si son pequeños y cortos.

      Ahora bien, ¡vente a las LES! :D

      Eliminar
    2. Como dices, el tema de logística es complicado, no sólo para las editoriales sino también para los participantes... Y eso que en ave es una hora y poco ir a Madrid.
      Tengo pendiente lo de las LES. Un año tengo que hacer por ir si o si.

      Eliminar
    3. Siempre es complicado, ya sea por tiempo o por dinero.

      Tengo un amigo que lleva años invitándome a Bilbao y aún no he podido ir a alguna de las jornadas que me dice :(

      Eliminar
  2. ¡Gracias por la cobertura informativa, Tatiana! Un placer tenerte entre nosotros. Esperamos con ansia esa reseña de Ryuutama.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vosotros por montar las jornadas :)

      La reseña dependerá del tiempo libre que tenga, me temo.

      Eliminar
  3. Me quedé con las ganas de saludarte, pero andaba enfrascado organizando y luego con mi propia partida. ¡Gracias por venir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes. Te vi en el semáforo, pero no quería resultar pesada.

      En serio, gracias a vosotros por el evento :)

      Eliminar
    2. Pues la próxima vez saluda, de verdad. ;) No eres pesada.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa

Elfas oscuras de Sukubus Studio