lunes, 25 de mayo de 2015

Guía del autoestopista galáctico

Título: Guía del autoestopista galáctico
Autor: Douglas Adams
Traductor: Benito Gómez Ibáñez
Editorial: Anagrama
Número de páginas: 293
Primera edición: Enero de 2008
ISBN: 978-84-339-7310-8

Un jueves a la hora de comer, la Tierra es inesperadamente demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo de lo más corriente que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, considera que eso supera lo que una persona puede soportar. Pero, desgraciadamente, el fin de semana no ha hecho más que empezar, y la galaxia es un lugar extraño y sorprendente. Arthur huirá de la Tierra junto a un amigo suyo, Ford Prefect, que resultará ser un extraterrestre emparentado con Zaphod Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas que fue presidente de la Galaxia, en la nave del cual conocerá al resto de personajes que lo acompañarán a lo largo de su periplo espacial: un androide paranoide y una terrícola que, como él, ha logrado escapar. Gracias a esta ineludible aventura, Dent descubrirá muchas cosas acerca de la existencia, pero tal como aconseja la Guía del autoestopista galáctico, que no cunda el pánico.

Douglas Adams nos presenta magistralmente una feroz crítica a la humanidad en sus primeras páginas, ya que los seres humanos no han sido capaces de ser felices y por ello movían papeles verdes, que como él afirma, no tenían problemas... y así es como comienza esta primera novela. En su primer capítulo conoceremos a Arthur Dent, un pobre hombre que recientemente se enteró de que iban a derribar su casa para construir una carretera. En el sitio más insospechado del ayuntamiento se encontraba el aviso de lo que le ocurriría. Ironías del destino, en la Alfa Centauri también se encontraba la información sobre el terrible destino de la Tierra, aunque Dent se salvará gracias a su amigo Ford Prefect (que en realidad no era un actor en paro). Con estos curiosos compañeros de viaje veremos qué es de la Tierra (que ya lo sabréis con a contraportada) y conoceremos qué hay en otras partes del universo. El grupo se completa con Zaphod Beeblebrox, presidente de la galaxia, y su compañera Trillian (de la cual no comentaremos nada para no aguaros la sorpresa). Y para saber qué mueve a los personajes y cómo se reúnen, mejor os recomiendo que os hagáis con un ejemplar y lo leáis, junto a una buena bebida, en un lugar confortable. Las risas llegarán solas.

Increíble la capacidad de Douglas Adams de enlazar cosas, crear maravillas y de hacernos reír a carcajadas con lo bueno y lo malo. Me resulta muy difícil seleccionar un único párrafo, y creedme que me han sufrido suficiente mis amigos con fotografías de algunas páginas de esta obra durante un montón de DÍAS mientras lo he estado leyendo. La forma en la que se cuenta lo cotidiano resulta asombrosa como referencias a los relojes de lectura directa o la necesidad de tomar una taza de té, de ver cómo el "morro" no es único de la especie humana o descubrir millones de detalles sobre diversos mundos y criaturas, como por ejemplo la explicación sobre cómo funciona el pez Babel, por qué debemos saber dónde tenemos nuestra toalla, qué hace tan mala a la poesía vogona y cuáles son peores que ésta. Si no recuerdo mal ésta era la tercera lectura de la primera novela de la saga, que pretendo poder leer "del tirón" ya que en su momento no estaba toda publicada en esta colección y tuve que hacer parones. Y bueno, resumiendo ¡me encanta! En todos los capítulos hay algo que te hace sonreír o que te arranca carcajadas en pleno Cercanías (haciendo que la gente te mire, porque eso de reírse está muy feo). En esta edición la novela son 190 páginas y luego tenemos contenido sobre la película, como el epílogo de Robbie Stamp, un comentario sobre el reparto, una entrevista a Martin Freeman, y más contenido hasta la página 289.

Espero que con este brevísimo comentario sobre el libro, al que espero pronto añadir información sobre la película (¡necesito algo de tiempo libre para hacerlo!), os animéis a acercaros a esta novela, o a la serie radiofónica, o incluso a su versión cinematográfica para conocer un poco más a Douglas Adams, el genial escritor que homenajeamos el 25 de mayo desde su fallecimiento.

Douglas Noël Adams (1952 - 2001)

Nacido en Cambridge, Adams fue el aclamado escritor de la serie La guía del autoestopista galáctico, la cual adaptó a diversos formatos incluyendo el guión de la serie radiofónica (emitida por primera vez en 1978 por BBC Radio 4). Al parecer encontró inspiración para esta obra durante un largo viaje por Europa.Douglas Adams también fue guionista de tres capítulos para Doctor Who, la saga de Dirk Gently, entre otras. Murió antes de poder ver estrenada la película de la Guía, en la que estaba trabajando.

Desde aquel 2001, todos los 25 de mayo se celebra el día de la toalla en su honor. Porque conocéis la importancia de tener la vuestra a mano, ¿verdad?

Más información:
How To Celebrate Towel Day

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada