Mouse Guard: Invierno 1152

Título: Mouse Guard: Invierno 1152
Autor: David Petersen
Ilustrador: David Petersen
Traductor: A. Fernández
Editorial: Norma
Número de páginas: 192
Primera edición: agosto 2010
ISBN: 978-84-679-0217-4

Tras el intento de rebelión que Midnight encabezó durante el pasado otoño, el invierno se presenta frío y glacial para la Guardia, obligados a buscar y asegurar las provisiones necesarias para alimentar a todos los ratones libres que viven bajo su protección. Saxon, Kenzie, Lieam, Sadie y el anciano campeón Celanawe parten a través de los nevados y peligrosos caminos en misión diplomática hacia otras ciudades. Pero los hambrientos depredadores, los peligros de la nieve y el hielo, y un largo e imprevisible camino a través de una antigua madriguera de comadrejas pondrán al mejor equipo de Mouse Guards al borde del fracaso. El invierno de 1152 será recordado como uno en el que no todos los guardianes fueron capaces de sobrevivir...

Al igual que el anterior tomo, este segundo es una auténtica joya, por lo que lo comentado para Otoño se aplica en Mouse Guard: Invierno 1152. El libro es una edición de gran calidad con hermosos detalles: tapa dura, sobrecubiertas, y un gran papel. En el interior de las tapas se incluye un mapa, que también se encuentra a color entre sus páginas pero incluyen las rutas de los guardianes en el año 1150.

Mouse Guard: Invierno 1152 es la continuación de Mouse Guard: Otoño 1152, que pudimos ver anteriormente reseñado en este blog. La obra comienza con un prefacio donde James Gurney exalta esta nueva obra de Petersen, y la narración se divide en seis capítulos más un epílogo. Tras las aventuras podremos disfrutar del ya mencionado mapa con rutas, una guía sobre las ciudades Sprucetuck y Darkheather, nuevos oficios de los ratones y una galería de pin-ups por otros artistas. Nuevamente, todo un acierto.

La situación al final del otoño era bastante preocupante para los ratones por la falta de provisiones, por lo que la matriarca Gwendolyn manda a sus once mejores guardianes para conseguir alimento, medicina y alianzas con otras ciudades ratonas. La expedición que seguiremos de cerca es la de Lieam (pelaje rojizo y capa verde), Kenzie (pelaje gris y capa azul), Saxon (pelaje marrón y capa roja), Sadie (pelaje marrón y capa granate) y Celanawe (pelaje gris y capa verde.)

En el primer capítulo seguiremos al grupo de guardianes cuando se encuentran a mitad de camino de Sprucetuck, ciudad que deben visitar antes de regresar a Lockhaven. Como están en medio de una fuerte nevada, Celanawe recomienda cruzar la llanura cavando hasta la cercana ciudad. En Sprucetuck consiguen comprar dos botellas de medicina que deberán llevar a su hogar para salvar a los ratones enfermos. Como siempre se complican las cosas en el peor momento, el grupo es atacado por un búho en busca de comida fácil, pero gracias a la buena puntería de Sadie tendrán un rato más de calma.

También en este capítulo podremos conocer la situación de Lockhaven en estos delicados tiempos. En la ciudad conoceremos al escriba Roibin (pelaje gris y capucha marrón) y su mascota Conall, Landra (pelaje negro y capa verde), Abigail (pelaje gris y capucha marrón) y a lady Gwendolyn (pelaje canela y capa azul.)

En el segundo capítulo descubriremos que el agujero por el que cayeron Saxon, Kenzie y Sadie, al final del anterior capítulo, conduce a la ciudad Darkheather, territorio de comadrejas. Al no poder regresar con sus compañeros, tendrán que explorar la ciudad en busca de una salida y tendrán sus propias aventuras y conflictos de grupo durante su viaje, destacando su encuentro con los murciélagos, gracias a los cuales conoceremos un poco más de historia.

Por su parte, Lieam y Celanawe tendrán que volver a casa con la medicina, viviendo uno de los momentos más emotivos cuando el anciano narra parte de sus aventuras al joven, dejándole misterios para cuando se encuentre preparado Lieam para conocerlos.

Al igual que hicimos con el anterior tomo, preferimos no comentar nada más sobre los restantes capítulos para no estropear la diversión a los futuros lectores, ya que empieza a ser complicado comentarlos sin estropear la trama.


Recordad que el juego de rol ya se encuentra en las tiendas, por lo que ya podréis disfrutar de vuestras propias aventuras ratoniles. La información que se ofrece al final de los cómics os puede ayudar para la ambientación de vuestras partidas, especialmente las secciones de ciudades y oficios. Y si eso os parece poco, Reaper tiene unos mouslings preciosos para emplearlos en vuestras partidas de rol o de miniaturas. Tienen un montón de modelos diferentes, e incluso algunos son de edición limitada.

La caja de héroes ratones de Reaper.

 ¿Qué mejor que tener una taberna con ratones?

Más información:
Otras reseñas:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa