jueves, 27 de noviembre de 2014

Actual Play: Ronin

Hace tiempo os hablamos de Ronin, un juego de escaramuzas con samuráis, pues hará unos días quedé con Lubeck para jugar unas partidas y probar algunas listas que habíamos hecho anteriormente. El jugó con dos bandas bushi y yo con koryu. La entrada de hoy serán algunos comentarios sobre las partidas que jugamos y cómo funcionaron las listas.

Las miniaturas que jugó mi oponente son de Zenit Miniatures para Kensei y podéis verlas pintadas con más detalle en estas entradas de su blog: taisho Otokodate, asesino Otokodate, yumi ashigaru, samurái con katana y ashigaru con lanza. Por mi parte las figuras son las de North Star que mostré en una entrada anterior y dos de Kensei que también vimos antes: el espía de Juan Díaz y la kensei de Thais Mariblanca. Por desgracia no conseguimos una escenografía más apropiada para el juego en aquel momento.

La primera de las partidas elegimos jugarla con listas de 110 puntos, como se comenta en el manual. Mi rival optó por un ronin con kenjutsu y niten, dos samurái con kenjutsu, un samurái con yari, sojutsu y duro. En cambio yo recluté las siguientes miniaturas: un sensei con katana y wakizashi más el atributo Rápido, un senpai, dos iniciados y tres novicios. En cambio mi rival jugó con cuatro figuras. Como escenario escogimos uno donde a mi oponente le tenía que sobrevivir al menos el 25% de las fuerzas, si no recuerdo mal, y yo tenía que acabar con el rival enemigo.

Despliegue inicial de los dos bandos.

La fabulosa banda rival.


El caso es que estos bellacos osaron decir que nuestro dojo era un timo y no nos quedó otra que luchar para restablecer el honor de nuestra escuela, hábil con la espada, pero con demasiados estudiantes de alto nivel viajando por Japón y China. Así que fui con mi maestro y otros cinco aprendices de rango bajo a demostrar nuestra valía, pero cometí la estupidez de desoír a mi maestro cuando nos dijo que mejor fuésemos todos juntos en vez. ¡Maldita la hora de mi desobediencia!

El sensei y los dos iniciados el un combate que parecía sencillo.

Estos jóvenes de ahora no saben más que pensar en sake y en chicas en vez de escuchar los consejos de este anciano, por lo que el cabezón de Hideo fue directo a por el líder enemigo mientras que nosotros nos dirigimos contra dos de sus esbirros. El ímpetu de la juventud los llevo raudos al combate, pero estas piernas viejas me dejaron como espectador de los primeros golpes de espada.


Takeshi piensa que soy un cabeza chorlito, pero después de esto me nombrará su sucesor, ¡estoy seguro! ¿Qué puede fallar de esta táctica?

Pues todo querido Hideo: fuiste con los tres nuevos del dojo a por el líder enemigo y su ronin para que os diesen bien para el pelo. ¿Cómo se os pudo olvidar que ellos tienen armaduras y vosotros vestís simples telas?


Los estudiantes de Takeshi cayeron ante el enemigo, pero el maestro los vengará con su buen hacer, por mucho que ya no esté para estos trotes. Eran tan jóvenes...


En el fondo Hideo era un poco gandul, porque bien dejó que matasen a sus nuevos compañeros mientras el se estaba tocando la cabeza, pero no os preocupéis que también se llevará su merecido, ¡por vago!

Quedan dos miniaturas en el bando koryu, casi imposible la victoria.

Muerto el senpai sólo era cuestión de ver a cuántos eliminaría.

Combate épico final del sensei.

La idea inicial de la lista era llevar bastante gente para que se apoyasen unos a otros por cuestión de número; sin embargo no contábamos con el factor de la armadura y la cantidad de dados a tirar. Los novicios y los iniciados sólo tienen dos dados de reserva por lo que o realizan dos ataques o un ataque y una defensa. No parecen una buena opción en números tan altos.

La segunda partida era a 150 puntos y contaba con bastantes miniaturas pero de mayor rango. Mi rival hizo una lista con dos ashigaru con yumi, un ashigaru con yari, un ashigaru gashira con yari, un samurái con kenjutsu, intuitivo y potente, y un hatamoto con yari, sojutsu, intuitivo y duro. Mi lista tenía un sensei con katana y wakizashi más los atributos de rápido e intuitivo, dos kohai y cinco iniciados.

El despliegue inicial fue mucho más concentrado.


Por desgracia a penas pudimos jugar dos turnos de esta partida, pues se nos había hecho tarde por haber sido nuestras primeras partidas de Ronin y haber estado rebuscando escenografía. Las pegas a la lista son un poco en la línea de la anterior, quizá con dos o tres iniciados menos podría ser mucho más letal la banda, al tener más dados de reserva a lo que añadimos la posibilidad de relanzar por maestría con el arma. En cuanto a los arcos decir que si son peligrosos pero no tanto como decía la gente, pues es complicado que te maten a la figura de un único flechazo.

Volveremos a probar el juego con una lista, esperemos que, más equilibrada. Podría ser muy divertido para campañas, aunque es muy posible que los novicios mueran como en las películas: muy rápido.

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es lo que toca hasta que tenga un espacio para poder tener las cosas, comprar pintura y ponerme a ello :P

      Eliminar
  2. Por lo demás, genial, se agradece tanto la crónica como el tono ameno...

    ResponderEliminar
  3. gracias por reportar sobre este juego no hay mucho en la red y se agradece cada palabra y cada foto.

    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte a comentar ^^

      De por sí en el foro de Armada (http://laarmada.info/) había un par de hilos sobre el juego. Puedes echarlos un vistazo, que le dieron bastante caña al juego.

      Eliminar