Fallout Shelter

Fallout Shelter es un nuevo videojuego que se une a la saga Fallout, esta vez en forma de aplicación para móviles, y fue anunciado en el pasado E3. Y bueno, la verdad es que estoy enganchada a este juego desde que cayó en mis manos, por ello hoy os quiero hablar de él.

La premisa básica es gestionar un refugio para que sus moradores vivan con tranquilidad. ¿Qué suena fácil? Sin lugar a dudas, pero la cosa se va complicando cuando tienes una construcción de varios niveles de profundidad y decenas de moradores rondando por las habitaciones, con visitas ocasionales de viejos conocidos como las mutarachas que irán a hacernos la vida aún más imposible.

Fallout Shelter se presenta como un sencillo juego de gestión de recursos, ya que tenemos que controlar el nivel de electricidad, desechos y alimentos del refugio a la vez que nuestros moradores son felices. Si conseguimos tener en condiciones óptimas esos niveles, la felicidad irá aumentando. Pero existen, además de los ataques al refugio, otras circunstancias que pueden afectar a la felicidad. ¿Qué tal usar la opción exprés para generar recursos de forma más rápida? Si lo conseguimos obtendremos una bonificación y fallando pasará algo, como pueda ser un incendio o un ataque al refugio.

Si a esto le unimos que todos los días tenemos varios objetivos que cumplir, la diversión está asegurada. En ocasiones se nos pedirá que creemos varios incendios -¡hola modo exprés!- que obtengamos objetos o tareas similares. Todo esto sirve para conseguir chapas o tarteras. Las tarteras nos dan objetos como armas o armaduras y además tenemos la opción de conseguir nuevos moradores para el refugio con unas habilidades excelentes. Os aseguro que merece mucho la pena cumplir estos objetivos para conseguir a esos moradores.

Cada morador tiene unos valores S.P.E.C.I.A.L. que son: fuerza, percepción, carisma, inteligencia, agilidad y suerte -justo como en el Fallout- y con ello sabremos si son mejores o peores para las diferentes salas, ya que cada una de ellas pedirá un tipo de característica. Las buenas noticias es que hay salas para aumentar dichos valores, las malas es que necesitaremos aumentar nuestro nivel consiguiendo más moradores para poder desbloquear estos avances. También podemos mandar a nuestros moradores a explorar el yermo, pudiendo traer armaduras, armas y chapas cuando regresen.

Las tres salas básicas son la planta de energía, la depuradora y la cafetería y de ellas obtendremos los recursos necesarios para el funcionamiento correcto del refugio. Para unir los pisos usaremos ascensores y luego tenemos salas que aportan otros beneficios como la radio -atrae nuevos moradores-, las habitaciones -permite tener hijos-, la bodega o las mencionadas salas de entrenamiento. Las salas pueden ser de una, dos o más habitaciones que se pueden unir y además pueden ser mejoradas con gasto de chapas, para obtener algunas ventajas como reducir tiempos de espera u obtener más espacio.

Habiendo visto jugar bastante al Fallout 3 y al Fallout New Vegas, creo que este Fallout Shelter mantiene todo el sabor de la saga aunque desde una perspectiva nueva o menos explorada en los otros juegos -al menos en lo que yo pude ver de ellos, porque creo que si puedes hacerte con asentamientos-. El estilo de los moradores recuerda a la simpática mascota del juego y se mantienen muchos detalles como las chapas o los RadAway que te hacen recordar momentos de la saga. Pero sobretodo mantiene ese humor con las grandes frases que lees de los moradores, especialmente las de ligoteo que se pueden ver en los dormitorios.

Tened mucho cuidado con los accidentes, ya que vuestros moradores pueden morir en un incendio o durante un ataque de ratas topo si no vigiláis sus niveles de salud o enfermar por culpa de la radiación si han estado en el yermo o si ha habido algún problema con los suministros. Esto afectará a la felicidad del morador en cuestión. Las "buenas noticias" es que los moradores pueden resucitar por cierta cantidad de chapas. Una buena estrategia es poner a la gente mejor armada en el nivel de entrada al refugio, para proteger la entrada, y luego a gente armada por todos los niveles para emergencias.

Si estáis interesados en aumentar el número de moradores, lo mejor es juntar a personajes que tengan un carisma alto, ya que tardarán menos tiempo en interesarse por la otra persona e irán a tener un hijo. ¡Atención! Si juntáis a familiares simplemente estarán charlando, así que vigilad qué tipo de conversaciones tienen en los barracones. Cuando nacen, los niños no tienen la felicidad al 100% ni tampoco desempeñarán ningún tipo de tarea, pero tienen algunas frases bastante graciosas. Lo bueno es que suelen tener unos valores S.P.E.C.I.A.L. más altos que los moradores originales.

En conclusión, Fallout Shelter es un juego de mecánica sencilla pero que se va complicando según aumenta el nivel al necesitar mayor cantidad de recursos, tener que controlar más salas, recibir más ataques y necesitar mayor cantidad de moradores para poder seguir desbloqueando tipos de salas. Lo bueno es que, hasta donde he jugado, no dependes de amigos para conseguir objetos -como en los odiosos juegos de Facebook, todo sea dicho- y el juego sigue manteniendo su interés con el tiempo por los objetivos diarios y por ver qué más cosas han implementado del mundo aquí.

Podéis encontrar la app tanto para dispositivos con Android como con iOS.

Más información:
Fallout Shelter
Xataka Android - Fallout Shelter y la gestión de un refugio nuclear llegan por fin a Android

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa