Exploding Kittens

Created by Elan Lee (Xbox, ARGs), Matthew Inman (The Oatmeal), and Shane Small (Xbox, Marvel), Exploding Kittens made Kickstarter history in early 2015 when over 219,000 people backed the project.

The game is a highly-strategic, kitty-powered version of Russian Roulette. Players draw cards until someone draws an exploding kitten, at which point they explode, they are dead, and they are out of the game -- unless that player has a defuse card, which can defuse the kitten using things like laser pointers, belly rubs, and catnip sandwiches. All of the other cards in the deck are used to move, mitigate, or avoid the exploding kittens.


La caja mostrada en las fotografías es de la primera edición del juego, la exclusiva de Kickstarter, que contaba con un dispositivo que hacía que la caja "maullase" cada vez que se abriese.

Con semejante explicación sobre el juego en su reverso y las divertidas (y en ocasiones inquietantes) ilustraciones de The Oatmeal, ¿quién puede resistirse al encanto de este juego? Por si esto fuese poco, te dicen que el juego se puede explicar en dos minutos. Objetivo que cumple, por cierto, ya que las cartas se distinguen fácilmente por su color y todas dicen qué pueden hacer, siendo realmente el único cambio la ilustración y el texto para de ambientación que incluye.

¿Cómo empieza una partida de Exploding Kittens? Un jugador separa del mazo todas las cartas llamadas Exploding Kittens y Defuse. Dependiendo de la cantidad de jugadores incluirá un número determinado de ellas. Los Exploding siempre serán uno menos que el total de jugadores. Se baraja el resto de las cartas y se dan cuatro a cada jugador más un Defuse de los separados (dos si juegan dos jugadores) y luego se incorporan a la baraja los Defuse sobrantes y los Exploding Kittens. Así nos aseguramos de que en la mano inicial todos tienen al menos una copia de Defuse y ningún Exploding.

Los turnos son sencillos: comenzamos con una serie de cartas en la mano, realizamos todas las acciones que queramos con dichas cartas y al final del turno robamos una carta del mazo... y morimos si sale un gatito explosivo y no tenemos una carta para desactivar la bomba o para apaciguar al gatete (llamadas, apropiadamente en inglés, defuse). El resto de las cartas del mazo nos ayudan a evitar a los gatos explosivos o sirven para molestar a los demás jugadores.

Tenemos varias cartas para molestar a los rivales, como por ejemplo Attack. Con ella te saltas el final de tu turno y obligas al siguiente jugador a tener dos turnos. Aunque tenemos otra opción muy jugosa: usar un Ask a favor y hacer que un jugador te da una carta de su mano a su elección.

Cuando una situación huele a chamusquina, podemos usar un Skip y evitar tener que robar la carta del final de turno o usar un Shuffle para dar aleatoriedad de nuevo a la baraja, intentando así evitar ese gatete explosivo que ha dejado uno de nuestros queridos oponentes justo para que explote cuando levantes tu próxima carta.

La principal carta para evitar sustos innecesarios es See the future, ya que te permite ver las tres próximas cartas y dejarlas en el mismo orden en la baraja. Gracias a ella sabremos si debemos saltar turno o forzar un ataque. Si un rival juega algo que no nos gusta siempre podemos jugar un Nope para cancelar su acción, aunque a su vez este puede jugar otro Nope para hacer que su primera acción si tenga efecto. Y la que nos salva del peor escenario es Defuse, ya que como dijimos es la única que te ayuda a desactivar las trampas de los gatitos.

Finalmente tenemos varias cartas con dibujos extraños y sin texto que sirven para hacer combinaciones de cartas para conseguir una serie de efectos. Con dos cartas iguales podemos coger una carta al azar de la mano de otro jugador. Existe una regla avanzada en Exploding Kittens que nos permite hacer combinaciones especiales. Con dos cartas iguales podemos robar una carta a un rival, con tres iguales decimos el nombre de una carta y nos la debe dar si la tiene en su mano y con cinco cartas diferentes podemos coger una carta de la pila de descartes. Con las reglas avanzadas no necesitamos que sean cartas sin texto, nos valen también las que tienen iconos (Attack, Skip y compañía) para realizar las combinaciones. Siempre hemos probado el juego con esta regla avanzada, ya que le da bastante vidilla al tema.

No me gustaría terminar la entrada sin comentar que la experiencia de juego con diferentes grupos (desde mis amigos, pasando por compañeras de clase que solo juegan conmigo a juegos de mesa e incluso un grupo que acababa de conocer) siempre ha sido satisfactoria. El juego se explica rápido y se tarda poco en entender, aunque te lo haya explicado fatal, según vas jugando. ¡María ganó su primera partida a Exploding Kittens frente a dos rivales más habituadas a los juegos de mesa! La gente suele entrar rápido en la dinámica de juego y pronto tendremos pequeños conflictos que darán mucha alegría al juego. Creo que es perfecto cuando tienes un rato libre y queréis reíros un poco.

Podéis tener el juego en versión física o haceros con la aplicación para móvil para jugar por internet (hay versión para Android e iOs). Existe también una versión NSFW (literalmente no apta para el trabajo) por sus ilustraciones y que es compatible con el juego básico normal. En octubre saldrá una expansión llamada Imploding Kittens que introducirá nuevos tipos de cartas y permitirá jugar a un sexto jugador.

Creadores: Elan Lee, Matthew Inman, Shane Small.
Edad recomendada: Mayores de siete años.
Número de jugadores: De dos a cinco.
Tiempo de juego: 15 minutos.

Más información:

Otras reseñas:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Jornada de mesas abiertas de Other Selves en Generación X

Elfas oscuras de Sukubus Studio

Incómodos invitados: no los querrás en tu casa