Gwent: The Witcher Card Game, un juego muy redondo

Si has jugado a The Witcher 3: Wild Hunt, recordarás seguro el Gwynt, ese juego de cartas que con el que podías medirte con algún parroquiano en la taberna; sin embargo, el origen de este juego no está en los videojuegos, sino que surge en las novelas de Andrzej Sapkowski. Parece que Gwynt tuvo cierta fama y se ve que en CD Projekt Red son aficionados a los juegos de cartas, ya que en 2018 publicaron Gwent: The Witcher Card Game y no sería el último juego de cartas de este universo...

Gwent tiene varios cambios con respecto al Gwynt que se podía jugar en The Witcher 3, los cuales no puedo comentar ya que no he podido probarlo, sigue el formato de juego de cartas coleccionable (JCC) que conocemos de un montón de juegos con sobres de cartas aleatorias pero llevado al mundo digital. Se trata de un juego multiplataforma y con el que te puedes enfrentar a rivales de cualquier parte del mundo en el modo clasificatorio.

Título: Gwent: The Witcher Card Game
Desarrolladora y editora: CD Projekt Red
Edad para jugar: 16 (con permiso parental)
Plataforma: Windows, Xbox One, PS4, iOs, Android
Publicación: Octubre de 2018
Número de jugadores: multijugador en línea (1 contra 1)
Voces: inglés o polaco (antes sí estaban en español)
Subtítulos: polaco, inglés, alemán, francés, español, italiano, coreano, portugués, ruso, chino
Un estratégico juego de cartas gratuito ambientado en el universo de The Witcher
GWENT es un juego de cartas de elecciones y consecuencias donde la habilidad, y no la suerte, es tu mejor arma. Elige una facción, crea un ejército y declara la guerra a otros jugadores en varios modos de juego. Con cientos de cartas para coleccionar: héroes carismáticos, hechizos poderosos y habilidades especiales, cada nueva estrategia está a tiro de carta.

Las partidas de Gwent se juegan al mejor de tres en rondas y la victoria se consigue con un poder total mayor que el del rival; es decir, cuando el conjunto de nuestras unidades tiene más fuerza que las del oponente. La ronda se termina cuando ambos jugadores han jugado todas sus cartas o cuando ambos pasan. En caso de que ambos jugadores tengan el mismo poder, se considera un empate y ambos obtienen la victoria en dicha ronda. La mano inicial es de diez cartas y te permiten cambiar tres de ellas y en la segunda y tercera ronda robas tres cartas y puedes cambiar dos. No se roban cartas adicionales durante los turnos, salvo por habilidades especiales de las cartas, y el máximo es de diez cartas en mano. Antes de adentrarnos más en el juego, creo que es importante comentar varias cosas sobre la baraja y las cartas.

Las barajas tienen un mínimo de 25 cartas, de las cuales al menos 13 tienen que ser de tipo unidad y tenemos un máximo de 150 de coste de reclutamiento, que puede variar dependiendo del líder que tengamos. A diferencia de otros juegos, en Gwent no pagamos un coste por poner en juego las cartas, pero en esta fase de creación se regula lo poderosas que son las barajas. Las cartas se dividen entre bronce y oro (dependiendo de su poder) y común, rara, épica y legendaria de acuerdo con su frecuencia de aparición en los barriles de cartas.

Es posible crear una baraja solo con cartas de bronce (de hecho, es un logro del juego), pero lo normal es que tengamos una combinación de ambos tipos, con la limitación de una copia en las cartas de oro y de dos en las de bronce. Existen cuatro tipos de cartas dependiendo de su comportamiento en juego: las cartas de unidad suman poder y se quedan en la mesa de juego, las cartas especiales se usan para obtener un efecto y van al cementerio, los artefactos tienen un efecto, pero se quedan en mesa y por último están las estratagemas, unas cartas que solo aparecen en la primera ronda inicial para el jugador inicial y luego son desterradas del juego, sin pasar por el cementerio.

Todas las cartas tienen el color de su facción que viene tanto en sus logos como en la caja de explicación. En esta, las cartas de unidad tienen un valor de poder en la esquina superior izquierda y todas tienen un coste de reclutamiento en la esquina inferior derecha. Cuando pinchas en la carta te explica qué es lo que hace; por ejemplo, Quarixis es una unidad tipo «relicto», tiene la palabra clave «armonía» en negrita y granate, un texto de ambientación en cursiva y se menciona a su ilustrador.

Todas las palabras clave tienen una explicación de qué hace esa regla en concreto y esta información se puede consultar durante la partida pinchando sobre la ilustración de la carta (y también del líder de ejército) en cuestión. Esto es tremendamente práctico y nos permite disfrutar más del precioso arte del juego y de las animaciones de los líderes.

En cada turno jugaremos una carta de nuestra mano y podremos utilizar palabras clave como «orden» o «vitalidad» para activar u otorgar poderes a nuestras cartas en juego o para dañar a las enemigas, como por ejemplo «sangrado» o «bloqueo». Además, nuestro líder tiene un poder especial que nos ayudará a conseguir la victoria. Dichos poderes son únicos de cada facción, aunque podemos cambiar el aspecto cosmético de nuestros líderes, incluso por personajes neutrales como el entrañable Troco.

Nuestro lado del tablero de juego muestra dos filas: una de cuerpo a cuerpo y otra a distancia. Esto es importante de cara a la activación de ciertas habilidades y porque en cada fila tenemos un tope de espacio para las cartas (si queremos añadir más, se quemarán). El rival puede introducir cartas en nuestras filas, como las de «espía» o algunas fichas, y fastidiarnos la estrategia. También hay cartas que pueden afectar a toda una fila, como algunos artefactos, especiales o unidades como Geralt: Yrden.

Hay varias formas de juego: el modo normal (de temporada por mes, con clasificación y recompensas), Gwent del pobre (modo semanal con reglas especiales), draft (para crear una baraja sobre la marcha) y entrenamiento, ya sea contra la máquina o contra otro jugador. Nunca me he animado a probar estas dos últimas, pero seguro que te ayudan a dominar el juego y te plantean nuevos retos para seguir mejorando tus tácticas y conseguir más logros y recompensas.

Inicialmente el juego contaba con cinco facciones, pero en la expansión Novigrad se introdujo el Sindicato. En resumen, las facciones y sus puntos fuertes son: Nilfgaard (diplomacia y engaños), monstruos (poder a toda costa), Skellige (combatir hasta la muerte y más allá), Reinos del Norte (superioridad en combate e ingenios de guerra), Scoia'tael (emboscadores expertos) y el Sindicato (todo tiene un precio). También existen cartas neutrales que se pueden jugar en cualquier baraja, como por ejemplo es el caso de los célebres Geralt de Rivia, Ciri, Yennefer o Triss.

Para darle más alegría al juego, la gente de CD Project Red creó no solo un sistema de misiones diarias (presentes en otros juegos), sino que también han creado los viajes y los desafíos para incentivar que juegues con frecuencia para desbloquear cartas, materiales y cosméticos. En el apartado de misiones diarias aparecen hasta tres y recibiremos una cada día. Algunos ejemplos son «Gana 3 partidas» o «Juega 60 cartas neutrales» y al completarlas te dan materiales o puntos de recompensa.

Los viajes son otro tipo de misiones en los que se avanza ganando rondas o completando sus misiones y estas se dividen en tres niveles de dificultad. Cada vez que pasas un nivel (que consiste en conseguir una serie de coronas), recibes cosméticos y materiales. Los viajes están centrados en un personaje y vas descubriendo parte de su historia. Tienes tres misiones por semana y algunos ejemplos son «Juega 13 cartas legendarias» o «Juega 90 cartas». Hay dos caminos, el estándar y el premium, que se desbloquea pagando dinero o por tramos con muchísimos materiales. Por último, los desafíos eran competiciones entre facciones donde tenías que escoger un bando y completar una serie de misiones para dar puntos a tu facción y que ganase a las otras. Como siempre, obtenías recompensas especiales si te unías a estos retos.

Los árboles de recompensa sirven para gastar los puntos de recompensa (valga la redundancia) de las misiones diarias y, además de cosméticos (como iconos y títulos especiales para chulear), te dan materiales (minerales, restos o polvo de meteorito) y pedacitos de información una facción o personaje del mundo del «brujero». Esto me parece toda una delicia para los aficionados y da mucho gusto cuando consigues completar una página y lees la ambientación entera.

Quizá en este momento te preguntarás para qué sirven los materiales. Pues bien, en el «Creador de barajas» podemos crear cartas estándar gastando una cantidad de restos o moler las copias adicionales para recuperar el material; si lo que queremos es tener cartas premium (con la ilustración en movimiento), entonces gastaremos polvo de meteorito. Es una forma bastante buena de conseguir las cartas que no nos han tocado en los barriles y de completar las colecciones, lo cual te ayuda a conseguir unos cuantos contratos (pequeñas misiones que desbloquean títulos y bordes especiales).

En la tienda de Troco es donde podremos gastar nuestros minerales (o dinero real) a cambio de los barriles con cartas. Cada barril tiene cinco cartas, siendo cuatro comunes y la quinta al menos rara. En esta última nos dejan elegir entre tres opciones, para ayudarnos a centrarnos en nuestra facción. El juego es gratuito, pero puedes gastarte dinero tanto en objetos cosméticos como en materiales; por suerte casi todo se consigue echándole horas al juego y si quieres gastarte algo, es para ayudar a los desarrolladores. 

El juego ha tenido varias colecciones de cartas que ampliaban la variedad e introducían nuevas mecánicas:
Hay dos colecciones más que no he visto listadas oficialmente pero que sí aparecen en el juego, son la colección del año del sapo y la colección Uroboros. Mención aparte merece la de Thronebreaker, que comentaré en un apartado posterior de este artículo.

Desde finales de 2023, Gwent no tendrá mantenimiento oficial y pasará a tener un ajuste de equilibrio de juego votado por la comunidad, el llamado «consejo del equilibrio». Me gustaría pensar que esto es una decisión por recursos y que, si la situación se vuelve propicia, podremos ver más contenido para Gwent, pero entiendo que la situación económica de la empresa tras los retrasos de Cyberpunk 2070 los llevó a redirigir personal y recursos a los proyectos más rentables.

Otros juegos de cartas del universo de The Witcher

Gwent se publicó junto a Thronebreaker: The Witcher Tales, un juego para un jugador centrado en la campaña de la reina Meve y que me gustó tanto que se merecería su propio artículo. Solo quiero añadir que según avanzabas en esta campaña desbloqueabas una serie de cartas especiales para Gwent, de la colección Thronebreaker. Y el último de los juegos de cartas fue Rogue Mage, un modo de un jugador para Gwent, que salió en 2022 y al que aún no he podido hincar el diente pero que supongo que está en un punto medio entre Gwent Thronebreaker.

Opinión sobre Gwent

Es mi juego de cartas favorito, siendo el segundo lugar para Hearthstone por su formato más similar a este y en tercer lugar para el antiguo juego de cartas de La Leyenda de los Cinco Anillos, del cual guardo muy buenos recuerdos. Para que te hagas una idea de lo mucho que me gusta, he jugado 180 horas en Steam más 50 en GoG y suelo entrar diariamente para conseguir las recompensas.

Este juego me parece una pequeña joya por varios factores: el juego es divertido y consigue enganchar sin que llegue a cansarte o a frustrarte por cómo escala el nivel de tus rivales, el arte es maravilloso y no me extraña que publicaran un libro recopilando sus mejores ilustraciones (ojalá una continuación), la música es genial y es una de las bandas sonoras que he utilizado tanto para trabajar como para estudiar porque acompaña sin ser pesada, la traducción del juego es muy buena, con algunos puntos geniales y el doblaje era una maravilla (siempre quedará para el recuerdo la famosa frase: «¡Por los melones de Melitele, mira que eres duro de mollera!»); sin embargo, en una de las expansiones retiraron el doblaje en varios idiomas. Posiblemente esto se debiese a un recorte de gastos en el juego, dejando solo los menús y las cartas traducidas a varios idiomas y creo que las voces ahora solo están en inglés y polaco (aunque ya no me deja elegir esta opción en Steam).

Este universo me gusta muchísimo y tengo en el tintero un artículo sobre las novelas, con un posible comentario breve sobre la serie y cuándo varía con respecto a aquellas, y otro sobre el manga The Witcher: Ronin, que me gustaría publicar el próximo año (si consigo el tiempo que se merecen). ¿Qué te ha parecido Gwent? ¿Lo conocías? Si no es así, ¿te animarías a probarlo? ¿Con que facción jugarías? ¿Te gustaría leer más artículos sobre este universo? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Más información:

Otros artículos de interés:

Publicar un comentario

0 Comentarios